29 de junio de 2022

Imagen del Sumo Pontífice, Juan Pablo I, a quien Francisco nombrará santo

Imagen del Sumo Pontífice, Juan Pablo I, a quien Francisco nombrará santoVatican News

La editorial del Vaticano publica este viernes los diarios secretos del Papa Juan Pablo I

Aunque su pontificado durase 34 días, el Papa de la sonrisa luchó por la unidad y la paz de los cristianos, algo que se refleja en sus documentos secretos

Los diarios secretos del Papa Juan Pablo I, un compendio que comprende textos de su magisterio y otros volúmenes de su Pontificado que tan solo duró 34 días, serán publicados este viernes 13 de mayo por la Librería Editorial Vaticana en colaboración con la editorial San Paolo.
Entre los documentos, hay una carta escrita al entonces presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, justo antes de que se celebrarán las negociaciones en Camp David del 5 al 17 de septiembre de 1978 para lograr una solución al conflicto árabe-israelí.
También se publicará su diario personal, donde queda evidenciado su apuesta por el diálogo ecuménico. «Hace dos días el metropolita Nicodemo de Leningrado murió entre mis brazos. Les aseguro que nunca en mi vida había escuchado palabras tan hermosas para la Iglesia como las que él pronunció. No puedo repetirlas, siguen siendo un secreto. Me impresionó mucho. Ortodoxo y aun así, mira cómo ama a la Iglesia. Creo que sufrió mucho por la Iglesia, haciendo mucho por la unión».
Para Stefania Falasca, vicepresidenta de la Fundación Juan I y editora del aparato crítico y de verificación de las fuentes del volumen, «el hilo ecuménico está presente a través de todo el pontificado del Papa Juan Pablo I. El deseo de buscar la unidad de todas las Iglesias cristianas se sitúa como una prioridad en su discurso programático y esta perspectiva teje todo su pontificado», asegura la periodista en un artículo publicado por el 'L'Osservatore Romano'.

Una visión personal de la Palabra

Según sus organizadores, las fuentes escritas por Juan Pablo I revelan el perfil de una personalidad diferente a la descrita hasta por muchos observadores. Por ejemplo, fue el primer obispo de Roma que se apartó de los textos escritos, prefiriendo hablar con sus propias palabras.
Juan Pablo I durante la misa del 3 de septiembre de 1978

Juan Pablo I durante la misa del 3 de septiembre de 1978Vatican News

En el transcurso de unos ejercicios espirituales celebrados en 1965, Luciani llegó a citar al mafioso Al Capone al que define como un «gángster sin escrúpulos», que en la cárcel escribió sus memorias y afirmó: «Bajo esta vieja chaqueta late un corazón cansado, pero amable». Según se deduce de los apuntes del Ex Papa, Al Capone «sentía que estaba cansado, pero también sentía que era amable». Y específica: «Así somos: nos cuesta admitir que nos equivocamos. Y por eso tratamos de no ser fáciles de equivocar a los demás».
El Papa Juan Pablo I también dedicó alguna reflexión al poeta romano Trilussa, «que también intentó hablar de la fe». Otras personalidades que aparecen en sus diarios son Chesterton o Charles Péguy, que a diferencia de Nietzsche, para el Papa italiano era un «cantor de la esperanza».
Comentarios
tracking