03 de octubre de 2022

Ponentes y organizadores de la Jornada de Católicos y Vida Pública en Madrid

Ponentes y organizadores de la Jornada de Católicos y Vida Pública en MadridACdP

Jornadas Católicos y Vida Pública

La ACdP critica la cultura de la cancelación: «Rezar es ahora un delito tipificado»

Las XI Jornadas Católicos y Vida Pública de la ciudad gaditana concluyeron con una reivindicación de la necesidad de cuidar el significado de las palabras

Durante los días 11 y 12 de mayo ha tenido lugar en Cádiz las XI Jornadas Católicos y Vida Pública en la localidad andaluza. Organizadas por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y bajo el título La dictadura de lo políticamente correcto, el profesor de Derecho Civil en la Universidad de Cádiz Rodrigo Sánchez, aseveró que «la manipulación del lenguaje, que es la principal herramienta de la corrección política».
Sánchez, junto al abogado Juan Manuel Pérez Dorao, participó en el segundo y último día de estas jornadas donde explicó que el principio de seguridad jurídica requiere que las palabras conserven su significado, y cuando esto se rompe, se alteran las percepciones sociales de lo bueno y lo malo.
«En la sociedad se da una vinculación razonable de que lo legal es ético: se percibe que si el aborto es un derecho, por ejemplo, será que no es tan malo», lamentó el también vicesecretario del centro de Cádiz de la ACdP. Otro ejemplo que puso es unir la palabra ‘rezar’ a un delito tipificado -considerar acoso las oraciones frente a los abortorios-, lo que puede hacer que se empiece a mirar con reservas el mero hecho de rezar. Sánchez concluyó su intervención haciendo un llamamiento a los cristianos a abandonar el pesimismo y a no dejarse vencer por el derrotismo.

«Comparecer en la batalla»

Pérez Dorao, por su parte, reflexionó sobre el planteamiento inicial de la corrección política -«me parece que evitar que se excluya, margine o insulte a grupos socialmente discriminados es loable», apuntó-, pero lamentó la deriva actual del fenómeno. «Hoy se pretende introducir en el campo del pensamiento, y ahí es donde se vuelve perjudicial», destacó.
En el debate, que estuvo moderado por Felicidad Rodríguez, socia del centro de Cádiz de la ACdP, también se abordaron las implicaciones de la corrección política para la bioética, el derecho a la vida o la política de partidos. «Ahí no hay contemplaciones: si no comulgas con el pensamiento único, te dan una patada en el culo», relató Pérez Dorao, ex concejal de Ciudadanos en Cádiz.
Juan Manuel Pérez Dorao, Felicidad Rodríguez y Rodrigo Sánchez, durante la jornada

Juan Manuel Pérez Dorao, Felicidad Rodríguez y Rodrigo Sánchez, durante la jornadaACdP

«Una apuesta por la libertad»

El presidente de la ACdP y del CEU, Alfonso Bullón de Mendoza, clausuró las jornadas, recordando que denunciar la corrección política «supone una apuesta por la libertad». Señaló que esta es una apuesta muy propia del catolicismo, «que siempre ha estado contra las dictaduras, sean duras o blandas». También insistió en que no hay que abandonar la pelea, porque «las batallas que hoy están perdidas tal vez en cinco años estén ganadas, pero para ello hay que comparecer».
La clausura corrió a cargo de Francisco Pavón, secretario del centro de Cádiz de la ACdP, y el sacerdote Manuel de la Puente, consiliario de este centro, quien citó a San Agustín para recordar que no hay tiempos mejores ni peores, y que «como creyentes tenemos todo el derecho del mundo a ser optimistas, a pesar de los pesares». «Dios tiene fe en nosotros, confía en nosotros, como instrumentos», concluyó.
Comentarios
tracking