Fundado en 1910

25 de febrero de 2024

Judíos ultraortodoxos en el barrio de Mea Shearim, Jerusalén

Judíos ultraortodoxos en el barrio de Mea Shearim, JerusalénAFP

Ataque a cristianos en Jerusalén: un grupo de judíos ortodoxos escupen al paso de una procesión

El incidente ha sido considerado por la comunidad cristiana de la ciudad, como el último de una alarmante oleada de ataques motivados por la religión

Un vídeo difundido en redes sociales ha despertado la indignación de las comunidades cristianas y judías de Jerusalén, incluyo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y del ministro de Exteriores, Eli Cohen. En las imágenes se puede ver a un grupo de judíos ultraortodoxos escupiendo al suelo mientras pasan junto a una procesión cristiana. Tras la difusión del vídeo en redes, la Policía israelí ha detenido este miércol
Según medios locales, el episodio de este lunes, en el que no solo adultos sino también niños escupieron a los pies del grupo de fieles cristianos, no motivó la intervención del personal policial que se encontraba a pocos metros del lugar, custodiando una multitudinaria ceremonia de judíos religiosos en ocasión de la festividad de Sucot. Tras la difusión del vídeo en redes, la Policía israelí ha detenido este miércoles a cinco judíos ortodoxos presuntamente por escupir ante el paso de la procesión cristiana. Entre ellos hay un menos de edad y cuatro adultos. El jefe de la Policía ha confirmado que algunos de los presuntos implicados aparecen en el vídeo.
El incidente ha sido considerado por la comunidad cristiana de la ciudad, como el último de una alarmante oleada de ataques motivados por la religión. Distintas figuras políticas de Israel han reaccionado a lo ocurrido, como Netanyahu, quien ha afirmado que «Israel está totalmente comprometido a salvaguardar la sagrada libertad de culto y peregrinación a los lugares santos de todas las religiones. Condeno enérgicamente cualquier intento de intimidar a los fieles y me comprometo a tomar medidas inmediatas y decisivas contra ello», según informó un comunicado de su oficina.
El ministro de Exteriores israelí, Eli Cohen, también se refirió al hecho y mencionó que condena «el desagradable fenómeno de escupir a los cristianos y dañar a cualquier persona por su religión o creencias». «Este fenómeno no representa los valores del judaísmo. La libertad de religión y de culto son valores fundamentales en Israel. Cientos de miles de turistas cristianos vienen a Israel cada año para visitar los lugares santos para ellos y para nosotros», escribió Cohen a través de la red social X, e instó a «todos los ciudadanos de Israel a respetar la tradición y la fe de todos los que llegan a las puertas de Jerusalén, la Ciudad Santa».
Estas declaraciones se suman a una serie de mensajes por parte de distintos políticos israelíes condenando el incidente de este lunes, que no resulta un hecho aislado sino que sigue a una tendencia de varios meses en los que se han incrementado significativamente los ataques contra cristianos en Jerusalén. Esta no es la vía de la Torá y no hay ningún rabino que apoye o legitime este comportamiento deplorable", señaló el ministro de Asuntos Religiosos, el ultraortodoxo Michael Malkieli. A él se sumaron otros políticos ultraortodoxos y uno de los dos principales rabinos del país, David Lau, además de miembros de la alcaldía de Jerusalén y de distintos partidos políticos.
En los últimos meses, los líderes de las iglesias de Tierra Santa han vuelto a denunciar el aumento de los ataques contra su comunidad, que destacan incluye «escupitajos, abuso verbal y en ocasiones violencia física, así como el vandalismo y la escritura de grafitis, en su mayoría por parte de judíos religiosos extremistas». Los líderes cristianos alertaron además de que «los responsables de hacer cumplir la ley y el orden rara vez identifican y arrestan a los responsables de estos ataques y aún más raramente se les hace rendir cuentas por sus acciones».
Comentarios
tracking