Fundado en 1910

22 de mayo de 2024

Michel-Yves Bolloré y Olivier Bonnassies, autores de 'Dios. La ciencia. Las pruebas. El albor de una revolución'

Michel-Yves Bolloré y Olivier Bonnassies, autores de 'Dios. La ciencia. Las pruebas. El albor de una revolución'

Los autores que prueban con ciencia la existencia de Dios: «Cada vez es más difícil concebir la realidad sin Él»

¿Se puede reconocer a Dios a través del método científico y de la interpretación de los signos que la realidad muestra a la razón? Los autores han tratado de responder a estas preguntas sin agotarlas, pero abriendo al Misterio de Dios la puerta que el materialismo, quizá, había cerrado demasiado pronto

Después de tres años de trabajo con un equipo de veinte científicos de diferentes campos, los autores Michel-Yves Bolloré, ingeniero y director de empresa, y Olivier Bonnassies, politécnico y empresario, presentan en España el libro Dios. La ciencia. Las pruebas. El albor de una revolución. Su publicación ha resultado ser todo un éxito editorial en Francia por su temática y sus conclusiones científicas. ¿Puede prescindir la ciencia de un universo sin alguien que lo origine y lo sostenga? ¿Puede la ciencia interpretar los signos de un orden en el universo sin una voluntad creadora?
¿Se puede, en definitiva, reconocer a Dios a través del método científico y de la interpretación de los signos que la realidad muestra a la razón? Los autores han tratado de responder a estas preguntas sin agotarlas, pero abriendo al Misterio de Dios la puerta que el materialismo, quizá, había cerrado demasiado pronto.
–El libro ha causado furor en la laica Francia ¿Por qué? Parece que no decae la exigencia de sentido último de la vida...
–Michel-Yves Bolloré: Sí, y es comprensible, porque si hay una pregunta sobre la que todos debemos reflexionar seriamente al menos una vez en la vida, es si existe o no un dios creador. Sobre todo, porque esta pregunta está ligada a otra esencial para cada uno de nosotros: ¿Habrá vida después de esta vida? Evidentemente, si Dios no existe, la respuesta a esta última pregunta es «¡no!». En un momento en que el número de no creyentes en nuestros países ha aumentado considerablemente, la necesidad de una respuesta a esta pregunta se ha hecho mucho más acuciante que antes.

La filosofía y la religión definen a Dios como un ser trascendente que creó el Universo en función de la vida: la ciencia llega a la misma conclusiónOlivier Bonnassies

–¿Qué creen que buscan los lectores en su demostración?
–Michel-Yves Bolloré: Lo que la gente busca, y lo que queríamos ofrecerles, es poder disponer de todo lo que la ciencia y otros campos del conocimiento tienen que decir hoy sobre este tema en un libro de fácil lectura, pero muy preciso.
–¿Y cómo pueden demostrar con el método científico, que trabaja con datos, algo que no puede medirse?
–Olivier Bonnassies: La ciencia se basa en el principio de causalidad, que nos lleva a buscar causas a los efectos. Sin embargo, la ciencia moderna, a través de diversas disciplinas, tiende ahora a establecer que nuestro Universo tuvo un comienzo absoluto y que también se beneficia de un extraordinario ajuste fino de sus datos iniciales, así como de las constantes que determinan las leyes de nuestro mundo. Y cuando buscamos una causa para estos asombrosos descubrimientos, llegamos naturalmente a la cuestión de la existencia de un dios creador.
–¿Pueden relatarnos algún ejemplo de esa evidencia científica (Dios) que hayan contado en el libro?
–Olivier Bonnassies: Einstein demostró que el tiempo, el espacio y la materia están relacionados. Ahora bien, si tuvieron un principio absoluto, eso significa que la causa en el origen de este surgimiento es necesariamente no temporal, no espacial y no material, y que también tenía el poder de regularlo todo para que los átomos pudieran ser estables, las estrellas pudieran arder durante miles de millones de años y la vida pudiera surgir. Todas estas cosas, ahora lo sabemos, eran infinitamente improbables. La filosofía y la religión definen a Dios como un ser trascendente que creó el Universo en función de la vida: la ciencia llega a la misma conclusión.

Hoy todo converge para permitirnos concluir que la existencia de Dios es la mejor explicación racional del mundoOlivier Bonnassies

–Entonces, ¿se puede encontrar a Dios en la realidad?
–Michel-Yves Bolloré: Si Dios existe, todos los campos del conocimiento, la ciencia, la filosofía, la moral, la historia, etc.; deben converger necesariamente hacia la misma respuesta. Por eso nuestro libro no se limita a la ciencia, sino que explora otros campos del conocimiento. Si existe, debe encontrarse tanto en la belleza del mundo como en los grandes enigmas históricos, como en el destino de los judíos, o en acontecimientos extraordinarios, como el de Fátima al que también hacemos referencia.
–¿Ha avanzado tanto la ciencia como para mostrar a un Dios que trabaja en el fondo de toda la realidad?
–Olivier Bonnassies: Nuestra investigación se centra en una sola pregunta: ¿existe o no un dios creador? Y desde un solo enfoque: la racionalidad. Hemos abierto doce expedientes independientes, la mayoría de carácter científico, aunque no todos. Y la sensación que tenemos es que hoy todo converge para permitirnos concluir que la existencia de Dios es la mejor explicación racional del mundo. Dios está «oculto», por supuesto, como decía Blaise Pascal, porque trasciende a nuestro Universo. Pero cada vez resulta más difícil concebir la realidad sin él de fondo.
–¿Se puede hablar desde la unidad de ciencia y religión de un Dios bueno y creador, que cuida el mundo?
–Olivier Bonnassies: Nuestro libro sólo examina la cuestión de la existencia de Dios. Así que no trata de la fe ni de la religión. Para averiguar quién es Dios y cómo se relaciona con el mundo haría falta otra investigación que examinara la credibilidad de las distintas revelaciones. Creemos que es posible encontrar respuestas a este interrogante, pero ése no era el propósito de nuestro libro.
Comentarios
tracking