Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Ibrahim Faltas, vicario de la Custodia de Tierra Santa

Ibrahim Faltas, vicario de la Custodia de Tierra SantaCustodia de Tierra Santa

Entrevista con fray Ibrahim Faltas

Vicario de la Custodia de Tierra Santa: «El Papa está profundamente afectado por esta guerra»

«El Papa Francisco y Abu Mazen son amigos y ambos han solicitado siempre la solución de dos Estados», según Ibrahim Faltas, vicario de la Custodia de Tierra Santa en Jerusalén, quien se reunió con el Santo Padre el 22 de noviembre en el Vaticano, entregándole una carta del líder palestino

«El alto el fuego, la liberación de los 17 rehenes israelíes, la liberación de más de 150 palestinos, entre ellos muchas mujeres y niños que llevaban muchos años en prisión, son un motivo de esperanza porque son los primeros indicios de que esta guerra puede terminar por fin. No tengo declaraciones directas pero, para cada uno de ellos y para sus familias, su regreso a casa es sin duda motivo de felicidad», ha afirmado el franciscano Ibrahim Faltas, Vicario de la Custodia de Tierra Santa en Jerusalén.
–¿Cuál es la postura del Papa sobre la solución de dos pueblos y dos Estados? ¿Cómo recibió la carta de Mahmud Abás?
–El Papa Francisco y el presidente Abu Mazen se conocen bien, se estiman y podríamos decir que son amigos. El Papa recibió la carta directamente de mis manos y sonrió, agradeciendo y pidiéndome que saludara a Mahmud Abás. Han tenido numerosos encuentros y ambos han solicitado siempre la solución de dos estados para dos pueblos. No está claro si el Papa podría visitar Gaza, aunque podría desearlo. El Papa Francisco está profundamente afectado por esta guerra y está trabajando intensamente para resolver la situación. Su voz es autorizada y merece ser escuchada.
–¿Cómo es la situación de los cristianos en Gaza?
–La situación para todos los habitantes de Gaza es sumamente difícil. A pesar de ser una minoría, al igual que en el resto de Palestina, los cristianos pueden contar con el apoyo de las instituciones religiosas locales, donde encuentran refugio. Han perdido sus hogares, todo lo que poseían, y ahora enfrentan numerosas dificultades debido a la escasez de bienes esenciales.
Ibrahim Faltas, rodeado de un grupo de niños

Ibrahim Faltas, rodeado de un grupo de niños

–¿Cómo pueden las personas ofrecer ayuda a los cristianos en Gaza?
–Hasta ahora, no ha sido posible llegar a ellos con ayuda humanitaria. La tregua actual, en curso durante cinco días y, gracias a Dios, extendida por dos días más, está abriendo una ventana de esperanza para que esta tragedia de la guerra finalmente termine. Ahora existe la posibilidad de brindar ayuda material a través de organizaciones que pueden hacerlo con el apoyo de benefactores. Los cristianos de Gaza, Jerusalén y Cisjordania han sentido y apreciado el respaldo de las oraciones de muchos.
–Tras el encuentro con las delegaciones palestina e israelí, el miércoles pasado, el Papa Francisco fue criticado por rabinos italianos, que consideraron su postura «equidistante» respecto al llamamiento a condenar el atentado de Hamás y a poner en el mismo plano, según ellos, a «agresor y agredido». ¿Qué puede decirnos al respecto?
–En un momento tan grave, creo que la polémica no tiene sentido. En ambos bandos la pérdida de vidas fue enorme y el respeto a esos muertos debe evitar esas polémicas. El Papa Francisco no se fija en la nacionalidad ni en la religión de las personas, ni en los que usan la violencia ni en los que la sufren. Su Santidad sólo quiere proteger la vida que, como a menudo dice, es sagrada.
–Cuando la Santa Sede adopta una postura sobre las muertes de civiles israelíes y palestinos, automáticamente se desencadena una denuncia por antisemitismo o por no condenar con suficiente firmeza el terrorismo de Hamás. ¿La diplomacia de la Iglesia camina sobre el filo de la navaja?
–El único mensaje que debe transmitirse es la urgencia de detener las armas y toda violencia. La guerra, después de estos primeros días de tregua, no debe continuar. La diplomacia trabaja desde hace tiempo, la diplomacia vaticana sigue las indicaciones del Papa que hace un llamamiento a la paz y se compromete plenamente a mediar entre las partes
Ibrahim Faltas, ante la ciudad de Jerusalén

Ibrahim Faltas, ante la ciudad de JerusalénX

–¿Cómo puede combatirse el antisemitismo en este contexto?
–En mi opinión, entre las personas de la sociedad civil de ambas partes no existen razones de peso que excluyan la coexistencia pacífica. Por tanto, no podemos hablar de antisemitismo.
–La delegación palestina dijo que Francisco expresó su solidaridad con los rehenes, afirmando que «el terror no puede justificar el terror». Hablando de la muerte de más de 5.000 niños palestinos desde el comienzo de la violencia, los delegados declararon que el Papa dijo también: «Veo un genocidio».
–En realidad fui recibido en audiencia privada después de las dos delegaciones. No estuve presente en la reunión con la delegación palestina. De nuevo, no me detendría en el uso de las palabras. A pesar de las palabras verdaderas o supuestas de Su Santidad, queda su sufrimiento, que es enorme y hacia todas las víctimas, sin distinción alguna.
Comentarios
tracking