El adenovirus se mantiene como una de la principales hipótesis de la causa de la hepatitis aguda

El adenovirus se mantiene como una de la principales hipótesis de la causa de la hepatitis agudaHospital Universitario Niño Jesús

Salud

Aumentan las voces que apuntan a la covid como causante de la hepatitis infantil

Este sábado se ha confirmado el tercer caso de hepatitis aguda en menores de 16 años en Galicia. Una enfermedad a la que los expertos no le encuentran justificación mientras ven aumentar las cifras cada día y son ya muchas las voces que apuntan a una nueva variante del coronavirus podría estar detrás de su misterioso origen.
Las asociaciones pediátricas españoles hacían precisamente un llamamiento a la calma a la vez que reconocían que no saben qué puede estar aumentando el número de casos. La OMS y el ECDC tampoco encuentran justificación aunque sospechan que podría tratarse de un adenovirus.
En esta línea se ha pronunciado Pablo Barreiro, especialista en Microbiología del Hospital Zendal, que cree que este tipo de virus, junto a «un efecto perverso de la covid» estarían detrás del aumento de casos, que solo serían «la punta del iceberg».
En una entrevista a EFE, Barreiro señala la coincidencia de que los casos «han surgido poco a poco en los países en los que se empezaban a levantar las restricciones impuestas por la covid».
«En estos dos años los niños más pequeños no han tenido contacto con otros o lo han tenido con mascarilla y no se han infectado de forma natural» con lo que «ahora, al volver a la situación anterior, la infección es más grave» y llega a afectar al hígado «algo que sabíamos que podía ocurrir, pero no se veía».
Así, admite, la covid ha podido tener «un efecto perverso» en estos casos, porque la protección de los niños «ha hecho que no estén expuestos al mecanismo natural de inmunidad».
Por eso en la comunidad científica están convencidos de que «ha habido muchos más casos, pero muy leves, ni se habrán dado cuenta» porque los sistemas inmunitarios de los niños infectados han podido combatir al adenovirus «pero en los casos graves no ha sido así».
Raúl Rivas, catedrático de Microbiología de la Universidad de Salamanca, se ha expresado en términos similares. En un artículo para The Conversation, se pregunta si detrás de los brotes de hepatitis infantil se encuentra el adenovirus 41.
«Los virus comunes que causan la hepatitis viral aguda (virus de la hepatitis A, B, C, D y E) no se han detectado en ninguno de los casos, pero sí han sido detectados adenovirus en al menos 74 pacientes. En 18 casos ha sido identificado el adenovirus F 41. En 20 casos ha sido detectado el SARS-CoV-2. Y en 19 casos ha sido detectada coinfección por SARS-CoV-2 y adenovirus», señala Rivas.
«La implicación de un adenovirus, concretamente el adenovirus F 41, como la causa subyacente de la hepatitis aguda es actualmente una hipótesis plausible. Pero no explica completamente la gravedad del cuadro clínico», añade.
La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, por su parte, ha incluido «una nueva variante de SARS-CoV-2» en sus hipótesis de trabajo cuando discutieron el tema en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas en Lisboa.
La OMS, de momento, descarta que vacunas contra la covid puedan ser las causantes de esta misteriosa hepatitis ya la mayoría de los niños no habían recibido el suero, pero no se descarta que fueran asintomáticos y que se trate de un efecto secundario del coronavirus.
Comentarios
tracking