27 de junio de 2022

Juan José Badiola, director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes

Juan José Badiola, director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles EmergentesEFE

Viruela del mono

Juan José Badiola: «Lo preocupante sería que aparecieran varias cadenas de transmisión»

Juan José Badiola es una voz autorizada. El investigador, que es director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, recuerda en esta entrevista con El Debate que el virus de la viruela del mono tiene una transmisión en la que se necesita un contacto estrecho entre la persona infectada y la persona sana. El contagio, por tanto, se produce a través de fluidos y o por contagio de vías respiratorias o saliva.
Badiola dice que existe una vacuna, con la que ya cuenta buena parte de la población, que protege frente a esta enfermedad. Se trata de la de la viruela, enfermedad ya erradicada. «Inmuniza porque son de la misma familia», apunta.
–¿Debemos preocuparnos por la viruela del mono?
–Esta es una enfermedad zoonótica, que se transmite de algunos animales, como algunas especies de primates o roedores, a las personas, en África central y occidental. En un momento determinado traspasó la barrera de la especie y se convierte en una enfermedad endémica, con casos en animales y personas por contacto directo con las especies infectadas. ¿Y qué pinta aquí? Solo hay dos posibilidades, o una persona europea ha viajado a África y ha tenido contacto con ella, o una importación de animales infectados.
–El contacto se supone que se ha dado entre hombres que han mantenido relaciones sexuales con otros varones…
–No es una enfermedad de transmisión sexual, al menos la OMS no la considera así. Dadas sus características, que es por contacto directo a través de fluidos corporales como sangre, saliva, heces…nos hace pensar que esto no es tan grave como la covid, que con 15 minutos de contacto ya puedes contagiarte. Parece que el contacto entre humanos no es muy eficaz, pero lo peligroso es el contacto con las pústulas.

No es una enfermedad de transmisión sexual

–¿Cómo explicar que, tras la pandemia del coronavirus, estemos ahora inmersos en este tema?
Globalización y movilidad. Esas son las razones. Se viaja en todas las direcciones y nuestro mundo está globalizado. En el caso del Reino Unido, parece que el primer paciente pudo haber venido de Nigeria. Estos animales causantes de este tipo de enfermedades viven en espacios selváticos, y la realidad es que la selva cada vez está siendo más agredida, reduces el espacio de vida de los animales y cada vez hay más posibilidad de contacto y aumentan las posibilidades de salto del patógeno de unas especies a otras. Si a eso le añadimos el impacto climático, ya está la tormenta perfecta. Todo está relacionado.

La globalización, la movilidad y la continua agresión a la selva explican los saltos de patógenos de unas especies a otras

–¿Cómo actuar a partir de ahora para vigilar la viruela del mono?
–Es una enfermedad poco letal aquí, aunque en África sí, incluso en muchos niños, que cazan roedores y se contagian. Allí faltan antibióticos y entonces esas pústulas se contaminan. A mí lo que más me preocupa con esta situación es identificar los casos tanto sospechosos como confirmados y conocer cómo ha sido su vida durante los últimos 21 días, para dar con el nexo de unión entre los casos de Reino Unido, España y Portugal y diferenciar si existe una cadena única o, por lo contrario, hay cadenas paralelas, que sería lo preocupante.
–¿En qué se diferencia de la COVID-19?
La sintomatología al principio es un poco inespecífica, como fiebre alta, dolor de cabeza, mialgias…que incluso se puede confundir con la covid, por compartirlos. Pero el síntoma que lo diferencia de cualquier otra es la erupción en la piel.
–Llegado el caso, ¿haría falta vacunarse?
–Se llama viruela del mono porque es de la misma familia que el antiguo virus de la viruela, que ya está erradicado. Parece que la vacuna de la viruela protege frente a esta enfermedad, pero el problema es que ya no se fabrican porque está erradicada. Gente que sí se vacunó en el pasado tendrá todavía protección frente a este virus porque es del mismo grupo viral.

España prepara la compra de miles de vacunas

España estaría preparando la compra de miles de vacunas contra la viruela tradicional para hacer frente a este nuevo virus.

A pesar de que a día de hoy no existe ninguna vacuna específica contra la viruela del mono, el diario El País aseguraba este jueves que el Ministerio de Sanidad ya prepara los trámites para comprar miles de dosis de una vacuna que fue aprobada para la viruela tradicional.

La vacuna, que responde al nombre de Imvanex, y que fue autorizada por la Agencia Europea del Medicamento en 2013 para la viruela tradicional, no está pensada para la población general, sino solo a los contactos de casos confirmados.
Comentarios
tracking