23 de mayo de 2022

La distancia entre satélites y escombros espaciales suele ser de varias decenas de kilómetros

La distancia entre satélites y escombros espaciales suele ser de varias decenas de kilómetrosGTRES

Ciencia

Los escombros de una prueba espacial rusa desatan la alarma al 'rozar' un satélite chino

La distancia más cercana entre el satélite Tsinghua Science y los restos fue de 14,5 metros, lo que llevó al gigante asiático a emitir una alerta de «encuentro extremadamente peligroso»

La Administración Nacional del Espacio de China emitió este martes una alerta de «encuentro extremadamente peligroso» entre el satélite Tsinghua Science y desechos del satélite ruso Cosmos 1408.
«Actualmente, mantienen una distancia segura, pero no se puede descartar la posibilidad de que se acerquen en el futuro», dijo Liu Jing, un experto en desechos espaciales, citado por Global Times.
La distancia más cercana entre el satélite Tsinghua Science y los escombros rusos fue de 14,5 metros, con una velocidad relativa de 5,27 kilómetros por segundo, según los datos del Centro de Monitoreo y Aplicación de Desechos Espaciales chino.
Liu dijo que es muy raro ver la distancia entre los desechos espaciales y las naves espaciales dentro de solo una docena de metros, ya que normalmente durante el encuentro entre los desechos y las naves espaciales, los dos mantienen una distancia de varias decenas de kilómetros.
El martes, cuando el centro de desechos espaciales calculó que los desechos rusos Cosmos 1408 estaban muy cerca del satélite Tsinghua Science, los investigadores verificaron los datos de observación anteriores y descubrieron que la distancia entre los dos objetos se acercaba cada vez que completaban una órbita. La posibilidad de colisión entre los dos se hizo muy alta.
Los cálculos actuales de encuentro de objetos espaciales tienen algunos errores, según la misma fuente. Teniendo en cuenta esos errores de cálculo y otros factores, la comunidad internacional suele tomar medidas evasivas cuando la probabilidad de colisión alcanza ciertos niveles. «Con respecto a la probabilidad de colisión entre los escombros rusos y el satélite chino, en teoría, se deben tomar medidas evasivas», dijo Liu.
Sin embargo, los últimos datos muestran que la distancia entre estos dos objetos está aumentando por encima de los cinco kilómetros, lo que también redujo las posibilidades de colisión.
Los escombros provinieron de una prueba antisatélite rusa el 15 de noviembre de 2021. La prueba antisatélite de Rusia produjo aproximadamente 1.600 piezas de escombros de más de 10 centímetros, la mayoría de los cuales se distribuyeron en un rango de altitud orbital de 400 a 1.100 kilómetros.

Temas

Comentarios
tracking