09 de diciembre de 2022

La tasa de suicidio juvenil es más alta en aquellos lugares con mayor facilidad de acceso a los tratamientos de cambio de sexo

La tasa de suicidio juvenil cada vez es más altaGTRES

El 28 % de los menores españoles se autolesionan: «Las redes sociales son una muy mala compañía»

La psicóloga experta en adolescentes y niños Carola Ángel Ardiaca explica a El Debate las causas principales por las que se producen estos actos

Ya es una realidad. El 28 % de los menores de España se autolesiona. Se trata de un problema que ha aumentado de forma muy descontrolada desde la pandemia, Los datos, ofrecidos en el II Congreso Internacional de Menores y Medios Sociales: gestión y representación del dolor y las autolesiones, tratan de mostrar la llamativa incidencia y las consecuencias de esta.
Según la Sociedad Española de Pediatría, el 18 % de los menores de 18 años se provocan lesiones. Además, un informe de ANAR, publicado en 2020, indicaba que con el regreso a las aulas tras el período de confinamiento, las autolesiones en adolescentes se incrementaron un 246,2 % respecto al año anterior. No solo ocurre en España, en Europa las cifras de las autolesiones en menores también están creciendo de una manera alarmante, ya que se sitúan entre el 17 y el 38 %.
«Se ha visto un incremento impresionante de autolesiones en jóvenes. Cuando nos planteamos el por qué, una de las hipótesis tiene que ver con justamente todo lo que es el impacto de las redes sociales y que de alguna manera, cuando hablamos de este concepto de neuronas espejo, que a veces lo mencionamos a edades tempranas, sigue repitiéndose en edades posteriores. Al final, la imitación y el cómo se contagian estas alternativas de afrontamiento frente a situaciones que pueden tener a la base agobio, angustia, frustración, estrés, sensaciones de no pertenencia», comenta Carola Ángel Ardiaca, psicóloga de Psicólogos Pozuelo.
Las causas de estas autolesiones no siempre son por el mismo motivo, hay que saber que este puede ser multifactorial. «Tenemos muchos factores que ser la base de esta conducta que se ve como una estrategia de afrontamiento, una manera de afrontar distintas emociones que pueden estarse generando por situaciones relacionales, principalmente relacionales, desde el enfoque en el que nosotros trabajamos. Nos planteamos que las sintomatologías que presentan los adolescentes en general y los niños responden de alguna manera a una problemática de adaptación. Hay algo que no está funcionando en su entorno, en sus familias o dentro de sus iguales», apunta la experta en jóvenes y niños.
La doctora Ángel Ardiaca señala que cuando nos planteamos para qué se generan estas autolesiones nos vamos a encontrar con distintas explicaciones o distintas funciones de estas. Hay veces que responden netamente a una regulación emocional en la que lo que nos describen los chicos tiene que ver con sensación de alivio o incluso de cambio de ese dolor emocional por un dolor físico.

Varias hipótesis

Según la psicóloga hay ocasiones en que se generan autolesiones a partir de un autocastigo, donde los chicos se enfadan consigo mismos o frente a situaciones de frustración y una manera de autocastigarse tiene que ver con estas autolesiones que son parte también de lo que es el autocuidado no dirigido hacia el bienestar.
Por otro laso, hay otras ocasiones donde según el lugar de la autolesión se puede interpretar la intención de esta: «Cuando tenemos autolesiones en los antebrazos, en las manos, en la cara, en zonas visibles del cuerpo, vamos a estar hipotetizando que hay un deseo de ser visibilizado, hay un deseo de que se vean. Cuando por el contrario, se cortan en zonas posteriores del muslo o de los muslos, cuando tienen cortes en la parte de atrás de la rodilla o en tobillos, en plantas de los pies, vamos a hipotetizar que para que alguien llegue a ver esas autolesiones es mucho más difícil», declara.

El problema de las redes sociales

El Consejo de Ministros aprobaron el pasado 15 de noviembre, a propuesta del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, la Estrategia de Erradicación de la violencia contra la infancia y la adolescencia, según informaron fuentes del Ministerio de Derechos Sociales.

Cuando se dice que es una manera de llamar la atención, es mejor preguntar qué es lo que necesita ese chico que se está generando heridasCarola Ángel ArdiacaPsicóloga de Psicólogos Pozuelo

Esta Estrategia viene dada como mandato de la Ley integral de protección a la infancia frente a la violencia (LOPIVI), también conocida como Ley Rhodes, por el pianista del mismo apellido (James Rhodes), que sufrió abusos en su infancia, que fue aprobada por el Congreso de los Diputados el 20 de mayo de 2021.
Son varios expertos los que en múltiples momentos han alertado del uso negativo de las redes sociales en la población general, pero sobre todo en los jóvenes o más pequeños. «Las redes sociales creo que son una muy mala compañía. La adolescencia está muy expuesta a las redes sociales, a cualquier tipo de agresión, cualquier tipo de evaluación, de humillación. Son situaciones muy complejas de tolerar y de llevar adelante y de seguir con ello. Por lo tanto, cuando se dice que es una manera de llamar la atención, es mejor preguntar qué es lo que necesita ese chico que se está generando heridas», alerta Ángel Ardiaca.
La psicóloga de Psicólogos Pozuelo cree que esta ley podría servir de algo. «Hay bastantes países en los que la tolerancia cero está aplicando, unas con más tiempo que otras, pero como sociedad tenemos que seguir trabajando esa conciencia de que efectivamente la violencia en ninguno de sus modos, ni física ni verbal, es una manera que el ser humano necesite para crecer o para aprender», comenta la experta.
A lo largo de la evolución de nuestra especie hemos ido viendo cómo cada vez somos más conscientes de lo que va pasando a nuestro alrededor: «Cada vez tenemos más investigaciones por las que nos damos cuenta del daño que se genera en el desarrollo integral del ser humano a partir de la violencia física, y también la psicológica y afectiva. Hay un cese del crecimiento neurológico de la cantidad de sinapsis que se pueden producir a nivel neurológico, cuando se ha evaluado a niños que se desarrollan en un ambiente con hostilidad, con agresión, con maltrato y el niño que se desarrolla en un ambiente muy distinto», subraya.
Comentarios
tracking