03 de diciembre de 2022

La nueva guía del NHS incluye especialistas en autismo pediátrico, neurodiscapacidad y salud mental

lPexels

Los grandes problemas de la salud mental infantil: cada 11 minutos se suicida un niño

En 2019 se suicidaron siete niños, en 2020 se contabilizaron 14 y todavía «España sigue sin un protocolo nacional sobre suicidios»

Los datos de suicidios en menores son alarmantes. Uno de cada siete niños y adolescentes entre 10 y 19 años tiene algún problema de salud mental diagnosticado. Según el informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) que publicó el pasado 20 de noviembre por el Día Mundial de la Infancia, cada 11 minutos un niño se suicida en el mundo.
«Muchas veces vienen a consulta niños con posible ansiedad o con posible hiperactividad o trastornos de la conducta y en realidad lo que tienen es un principio de depresión», explica Fernando Miralles, profesor de psicología de la Universidad CEU San Pablo.

Se debe normalizar el hablar de salud mental y pedir ayuda sin miedo a la discriminaciónUnicef

Cada vez son más los niños que acuden a consulta en busca de solución para solucionar sus problemas mentales, bien por circunstancias propias o por los efectos negativos que la pandemia ha dejado en la sociedad. Además, según asegura el Fondo de Naciones Unidas, otro de las agravantes hoy en día son las consecuencias del cambio climático y la guerra de Ucrania: «todos estos fenómenos han aumentado la preocupación por la salud mental de la infancia», publicaron.
Unicef recuerda que todos los niños y adolescentes deben tener y merecen una buena salud mental y una tranquilidad emocional, por ello piden más inversión para poder promover políticas integrales de salud mental. Además, recuerdan el papel que tienen los centros educativos, por lo que piden reforzar su papel y apoyar así a las familias y promover el final del estigma y discriminación. «Se debe normalizar el hablar de salud mental y pedir ayuda sin miedo a la discriminación», comentaron.
Los niños cuando tienen depresión no muestran los mismos síntomas que los adultos: «Los adultos lloran, no tienen ganas de levantarse de la cama, están cabizbajos... en cambio, los niños están enfadados y demuestran ese enfado con violencia, insultos o empujones», detalla el profesor del CEU

Datos en España

Según aseguró el informe de Unicef, antes de la pandemia uno de cada 100 niños en nuestro país tenía un problema de salud mental, pero con la COVID-19 los datos incrementaron. Además, uno de cada cuatro niños que ha sufrido aislamiento por el coronavirus presentan síntomas depresivos o ansiedad.

El depresivo llora y piensa que se va a matar, pero el impulsivo piensa y actúaFernando MirallesProfesor de psicología de la Universidad CEU San Pablo

En el año 2020, los suicidios en menores de 14 años aumentaron un 100 %. En 2019 se suicidaron siete niños, en 2020 se contabilizaron 14: «Hemos pasado de siete a 14, el doble, y todavía España sigue sin un protocolo nacional sobre suicidios», denuncia Miralles.
El psicólogo explica que aparte del confinamiento que han vivido los más jóvenes también tiene que ver por la situación que vivieron en los hogares: «Han visto que algunos padres se han quedado en ERTE, eso ha sido muy duro» y aclara que hay que diferenciar dos términos muy importantes: «El depresivo llora y piensa que se va a matar, pero el impulsivo piensa y actúa», concluye.
Comentarios
tracking