07 de diciembre de 2022

Vacunas COVID-19

Un sanitario vacunando a un ciudadanoemmer.com.ar

La EMA alerta del «decepcionante» dato de vacunación con refuerzos en la UE

El riesgo de desarrollar la COVID-19 grave en caso de contagio «aumenta exponencialmente si tienes 60 años o más»

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) advirtió este jueves de que la cifra de vacunación con dosis de refuerzo contra la COVID-19 en Europa estos meses es «bastante decepcionante» y alertó del riesgo de una nueva ola en invierno porque el virus «mantiene un ritmo acelerado» en su evolución.
En una rueda de prensa virtual, el jefe de Estrategia de Vacunación de la EMA, Marco Cavaleri, subrayó la «preocupación porque personas con riesgo de hospitalización o coronavirus grave no estén protegidas de forma adecuada» y lamentó que solo una media del 29% de población con alto riesgo de enfermedad grave haya recibido dosis de refuerzo en los últimos meses.
«La administración de dosis adicionales de vacunas estos últimos meses es bastante decepcionante», subrayó. Señaló que «la evolución del virus mantiene un ritmo acelerado» y que, a pesar de que no se esté viendo un aumento de casos en la UE por la alta inmunidad, «esto podría cambiar rápidamente a medida que nos acercamos a los meses de invierno».
Recordó que el riesgo de desarrollar la COVID-19 grave en caso de contagio «aumenta exponencialmente si tienes 60 años o más» y aseguró que «cuanto mayor eres, mayor es el riesgo, y las vacunas te pueden salvar la vida».
Según los datos preliminares recogidos hasta ahora, las vacunas adaptadas a nuevas variantes aumentan la protección contra las subvariantes de ómicron que circulan en la actualidad, por lo que «las revacunaciones con las vacunas adaptadas aumentan la protección» contra la enfermedad causada por el coronavirus.

Menstruación

Por otro lado, Cavaleri también se refirió a los casos de sangrado menstrual abundante detectado en algunas mujeres que han recibido vacunas de ARNm (Pfizer o Moderna), lo que ya ha sido añadido al prospecto de la vacuna como un posible efecto secundario de frecuencia no determinada.
«Nuestro comité de seguridad notó que la mayoría de los casos parecían ser temporales y no graves. No hay evidencia que demuestre que los trastornos menstruales experimentados por algunas personas tengan un impacto en la reproducción y la fertilidad», apuntó.
Los datos de varios estudios reafirman que las vacunas de la COVID-19 son «seguras y brindan protección a las personas embarazadas y a sus bebés», dice, recordando que los recién nacidos son «particularmente vulnerables a las terribles consecuencias» del virus.
«La EMA está contribuyendo también a las actividades internacionales para avanzar en el desarrollo de vacunas mucosas que se administran por la nariz, la boca o la inhalación, lo que podría aumentar su capacidad para prevenir infecciones y bloquear la transmisión», explicó.

La pandemia no ha terminado

«Es un debate semántico. Técnicamente, seguimos en pandemia (…) A pesar de que se hayan reabierto muchas sociedades y se considere que ya hemos vuelto a la normalidad, el virus aún está circulando ahí fuera, con un potencial de propagación, especialmente grande en personas vulnerables que no están vacunadas. Así que aún consideraría que la pandemia continúa», añadió Steffen Thirstrup, director médico de la EMA.
No obstante, cree que «nos estamos acercando a tener algo así como control de la propagación del virus en Europa, pero debemos tener en cuenta que somos parte de una sociedad global, así que tan pronto como se levanten algunas restricciones o se reduzca la vacunación, hay un riesgo de rebrote nuevo», advirtió.
Comentarios
tracking