Fundado en 1910

24 de junio de 2024

Dos personas cerca de la iglesia del antiguo pueblo de Sant Romà en el pantano de Sau

Dos personas cerca de la iglesia del antiguo pueblo de Sant Romà en el pantano de SauEuropa Press

La sequía obliga a sacrificar toneladas de peces en el pantano de Sau, Barcelona

Como consecuencia de esta escasez de agua, la Generalitat ya anunció que realizaría un trasvase hacia el pantano de Susqueda, en Gerona

La sequía que golpe a buena parte de España está teniendo ya sus efectos más reseñables. El pantano de Sau (Barcelona) se encuentra al 10 % de su capacidad, el nivel más bajo desde 1990, y en su conjunto los embalses de las cuencas internas catalanas se encuentran al 27,21 % de su capacidad en la actualidad.

Así lo refleja la última actualización este lunes del informe del estado de los embalses de la Agència Catalana de l'Aigua (ACA) consultado por Europa Press, en el que se aprecia el año pasado los embalses de las cuencas internas catalanas se encontraban casi al doble, con el 52,14 %.

Como consecuencia de esta sequía, la Generalitat ya anunció que realizaría un trasvase del agua que queda hacia el pantano de Susqueda, en Gerona. Para ello, se ha organizado un dispositivo para asegurar la calidad de esa agua y ello conlleva capturar a las especies invasoras que viven en ese entorno.

Por tanto, se retirarán 16 toneladas de este tipo de peces que serán sacrificados en los próximos días. Para ello, hasta cinco embarcaciones pescarán más de mil kilos de peces al día. Esta reducción de la densidad se hará retirando especies del embalse de Sau para «evitar que se mueran masivamente en embalse y reduzcan drásticamente la calidad sanitaria del agua», ya que la reducción de volúmenes de Sau puede comportar un descenso del oxígeno en el agua.

Los estudios de la ACA han constatado que en Sau están presentes 10 especies de peces –9 de ellas exóticas y una translocada, que no son propias de esta cuenca– y se prevé su «extracción y sacrificio», como requiere la normativa vigente relativa a las especies exóticas, que prevé la obligación de sacrificar a las especies de este tipo para preservar la biodiversidad autóctona.

«La sequía es excepcional y tenemos que aprovechar los pocos recursos disponibles. Una situación así de grave en Sau no se ha dado jamás, es un escenario extremo», explica Elisabet Mas, jefa del área de ejecución de actuaciones de la Agencia Catalana del Agua (ACA).

Con esta medida extraordinaria, «se garantiza la calidad y el máximo aprovechamiento de los volúmenes de agua de ambos embalses», con el objetivo prioritario de garantizar el abastecimiento a la población de las comarcas de Gerona y del Área Metropolitana de Barcelona, y se afirma que el volumen de agua que hay en el embalse de Sau permitiría abastecer a un millón de personas durante 3 meses.

Comentarios
tracking