Fundado en 1910

07 de diciembre de 2023

©dani codina/Òmnium

Neus Torbisco en un acto de ÒmniumCreative Commons

Burlas de una miembro de Òmnium hacia un empleado de El Corte Inglés por no hablar catalán

Neus Torbisco, excolaboradora de Carles Puigdemont, denunció en su perfil de Twitter que el trabajador solo se dirigió a su marido en castellano

Los independentistas siguen señalando a aquellos que no hablan catalán. Hace unas semanas éramos testigos del acoso –con interrogatorio de 50 minutos en catalán incluido– a una enfermera que criticó que para sacarse la plaza necesitara el C1 de la lengua autonómica.
Ahora una excolaboradora de Carles Puigdemont ha protagonizado una nueva polémica. Se trata de Neus Torbisco, una líder de la plataforma Òmnium Cultural –asociación política creada para promocionar la lengua y cultura catalanas– y «exministra» del Consell per la República que Puigdemont creó cuando se fugó a Bélgica.
Torbisco publicó en su perfil de Twitter una queja sobre el idioma en el que su marido había sido atendido en unos grandes almacenes: «Ayer en El Corte Inglés, mi marido (alemán residente en Suiza) pregunta a un vendedor en catalán y le contesta en castellano», lamenta la independentista.
Tras ello, su pareja continúa en catalán y el vendedor le dice: «No te entiendo bien, mejor en español o inglés». El marido, que también es un activista independentista, le contestó al trabajador en inglés que estaría bien que conociera «la lengua del lugar en el que trabajas».
Tras el tuit, la controversia ha inundado la red social recibiendo todo tipo de respuestas. La mayoría de sus seguidores, de su misma cuerda ideológica, aplauden el comportamiento del marido de Torbisco y creen que esa defensa de la lengua autonómica es la adecuada. Otros, por contra, muestran su hartazgo con la imposición del catalán por parte de los independentistas: «Qué cansinos con el temita».
De igual forma, muchos tuiteros recuerdan que el castellano es una lengua oficial en Cataluña y que, por tanto, el dependiente en cuestión está en su derecho de utilizar este idioma. «Sigan persiguiendo a empleados, meseros, enfermeras o médicos», dijo otro en clara referencia a la polémica con la enfermera del Hospital Vall d'Hebron.
Comentarios
tracking