Fundado en 1910

20 de julio de 2024

El lenguaje no sexista evita prejuicios

El lenguaje no sexista evita prejuiciosPaula Andrade

Adiós a la leche pectoral: Reino Unido prohíbe el lenguaje inclusivo en los hospitales

Rishi Sunak ha exigido eliminar el lenguaje inclusivo en todos los hospitales públicos porque «un hombre es un hombre y una mujer es una mujer»

Personas embarazadas para referirse a las madres gestantes, leche pectoral para la materna, personas que tienen ovarios en lugar de mujeres... El Sistema Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido se ha adentrado en la ideología woke para «no discriminar» a los pacientes que se hayan cambiado el sexo. A pesar de su intención, no le ha salido como esperaba. Rishi Sunak, Primer Ministro de la nación insular, ha decidido poner fin a esta grave situación y comenzar a tratar la ideología de género.

El dirigente, que hace unos meses en un mitin político determinó que los ciudadanos británicos no se deben dejar intimidar aunque digan «que las personas pueden ser del sexo que quieran», ha exigido eliminar el lenguaje inclusivo en todos los hospitales públicos porque «un hombre es un hombre y una mujer es una mujer».

Este paso lo ha dado después de prohibir a la Seguridad Social británica seguir adelante con los bloqueadores de pubertad a menores de edad. Esta medida, aclamada como histórica por el Gobierno, busca garantizar que la atención médica se base en evidencia y sirva al interés superior del niño. Lo contrario que ocurre en España.

En este sentido, Victoria Atkins, secretaria de Sanidad, anunció la última semana de abril que El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido va a tomar medidas enérgicas «contra la ideología transgénero en los hospitales», prohibiendo términos como «alimentación torácica o personas con ovarios» para garantizar que todos los centros sanitarios empleen un lenguaje «claro y adecuado» basado solo «en el sexo biológico» de los ciudadanos.

Asimismo, han comunicado que la nueva normativa –que ya está fijada en un documento– impedirá que las mujeres trans –biológicamente hombres– reciban tratamientos en las salas exclusivas para que niñas y mujeres se encuentren en la intimidad y con la máxima protección. Además, el diario The Telegraph asegura que las enfermas también tendrán derecho a solicitar que «los cuidados íntimos los realice alguien de su mismo sexo biológico».

Tras varias quejas de mujeres, que no veían lógico que hombres entrasen a las consultas privadas solo por un cambio de sexo, una fuente gubernamental apuntó que el Gobierno ha dejado claro que «el sexo biológico importa», y las mujeres y las niñas tienen derecho a recibir «la protección y la intimidad que necesitan en todos los entornos sanitarios».

Primer hospital que empleó el lenguaje

Tal y como explica la Asociación Contra el Borrado de las Mujeres, el Hospital Universitario de Brighton y Sussex se convirtió en el primer centro del NHS del país en aplicar formalmente «una política de lenguaje inclusivo» para su departamento de maternidad, que a partir de entonces se llamarían «servicios perinatales».

Tras su aprobación, los encargados del centro comenzaron a aconsejar a las maternas el uso de las palabras inclusivas. Así, facilitaron un dosier con todas las formas que deberían emplear al habla con las madres. En las páginas se podían leer los siguientes ejemplos: «madres o padres parturientos», «alimentación pectoral» y «maternal y parental». Por otro lado, en lugar de decir «leche materna», se podía elegir entre «leche humana» o «leche pectoral» o «leche del progenitor lactante».

Comentarios
tracking