Fundado en 1910

22 de julio de 2024

División celular

División celular en el cáncer de mamaPixabay

Un estudio demuestra la «eficacia» de una llamativa terapia contra el cáncer de mama metastásico más agresivo

Los estudios contra los tumores malignos y la creación de medicamentos y terapias para revertir sus efectos no paran de cesar. El último en salir a la luz ha sido el ensayo DESTINY-BREAST03, un tratamiento de «alta eficacia» que demuestra la utilidad de la terapia trastuzumab deruxtecán o T-Dxd en pacientes con cáncer de mama HER2+ metastásico.

El estudio, realizado por la Internacional Breast Cancer Center (IBCC) en Barcelona y publicado en la revista científica Nature Medicine, ha mostrado los resultados a tres años de este ensayo clínico de fase III multicéntrico. Esta novedad, que se ha presentado este lunes en una nota, ha contado con 524 pacientes con cáncer de mama HER2+ metastásico o no operable, 261 de ellas han sido tratadas con T-Dxd y 263 con trastuzumab emtansina o T-DM1.

El cáncer de mama metastásico HER2+, se caracteriza por ser una neoplasia maligna muy agresiva y con una alta capacidad de proliferación. Esta enfermedad, que es una de las más temidas en el momento que se anuncian las masas malignas de mama, representa alrededor del 15 % del total de casos y, en la práctica clínica, actualmente se aplican las terapias dirigidas contra el receptor HER2 de las células tumorales como T-DM1, trastuzumab y pertuzumab.

Para llegar a estos resultados exitosos, los investigadores han realizado un seguimiento de 43 meses del grupo de pacientes con T-Dxd y de 35,4 meses en el grupo de T-DM1. Una vez pasado el tiempo estimado, comprobaron que el 67,6 % de las pacientes en la terapia T-Dxd seguían vivas a los 36 meses, frente al 55,7 % de las tratadas con T-DM1.

Principal objetivo de los investigadores

Javier Cortés Castán, director del IBCC, ha destacado que es «la mediana de supervivencia global más larga reportada en este contexto» e implica que más de dos tercios de las mujeres en el tratamiento de T-Dxd permanecen vivas a los tres años.

El objetivo primario del estudio era aumentar la tasa de supervivencia libre de progresión (SLP), que ha sido del 45,7 % en las pacientes del grupo de T-Dxd, con 29 meses sin que el tumor progrese, frente al 12,4 % de las del grupo de T-DM1, con 7,2 meses.

Así, Castán ha explicado que han mejorado «de forma muy llamativa» la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama HER+2 metástasico, no operable a partir del uso de este fármaco, que presenta un perfil de seguridad manejable sin toxicidades acumulativas y permite un gran control de la enfermedad.

La mediana de supervivencia global (SG) ha sido de 52,6 meses en las pacientes tratadas con T-Dxd, diez meses más que las que han recibido la terapia T-DM1 (42,7 meses) y, además, el estudio ha detectado una reducción del riesgo de muerte de aproximadamente un 27 %.

Comentarios
tracking