Fundado en 1910

17 de julio de 2024

MIR realizando una cirugía

Cirujanos durante una operaciónFreepik

Condenado un cirujano español por coser dos veces a un paciente, lo que le costó la vida

De acuerdo a la sentencia, el acusado utilizaba las instalaciones de un hospital madrileño «sin que le ligue ninguna relación laboral ni de dependencia» con el mismo

La aseguradora de un cirujano madrileño especializado en urología deberá pagar 47.144 euros a la familia de un vallisoletano que fue derivado a una clínica de Madrid en la que ejercía el doctor, quien en el cierre de una intervención cosió dos veces al paciente. A consecuencia de ello, el hombre falleció tras varias intervenciones en otros centros hospitalarios para intentar solucionar en vano lo ocurrido.

El caso lo han llevado los servicios jurídicos de la asociación del Defensor del Paciente, que, en un comunicado difundido este jueves, han explicado que el cirujano fue absuelto por la Audiencia provincial de Madrid como supuesto autor de un delito de homicidio por imprudencia y condenado por otro de lesiones por imprudencia menos grave.

La sentencia, de julio de 2022, condenaba al cirujano, especialista en urología, y a la Agrupación Mutual Aseguradora (AMA), aseguradora del doctor, a indemnizar a la familia del fallecido, pero no ha sido hasta el pasado marzo, cuando se fijó dicha cuantía en 47.144 euros.

«El tiempo transcurrido y la exagerada lentitud del procedimiento judicial, hasta este auto que fija finalmente la cuantía ha sido un verdadero calvario para a familia», han incidido desde la Asociación del Paciente.

El hombre, de 74 años, fue atendido por el especialista en urología en el Hospital Sagrado Corazón de Valladolid quien le propuso ser derivado al Hospital Nisa Pardo de Aravaca de Madrid el día 10 de febrero de 2016 para realizar una biopsia con el fin de descartar un posible tumor renal que finalmente fue benigno.

En el cierre de la incisión subcostal el doctor incluyó el intestino en la sutura de la pared abdominal en dos puntos distintos, sin adoptar las suficientes precauciones para preverlo ni evitarlo y sin percatarse de ello ni durante la intervención ni en el periodo postoperatorio.

Usurpación

De acuerdo a la sentencia, para la práctica el cirujano acusado utilizaba «las instalaciones de ese hospital sin que le ligue ninguna relación laboral ni de dependencia al referido hospital».

El 21 de febrero de 2016 el paciente fue llevado a urgencias del Hospital Sagrado Corazón de Valladolid por sus familiares por presentar salida de material fecaloide y alimentos por la herida operatoria.

Con un diagnóstico de perforación digestiva fue derivado al Hospital clínico Universitario de Valladolid, donde fue intervenido de forma urgente.

A pesar de ser sometido a múltiples intervenciones las posteriores complicaciones llevaron a su fallecimiento el 4 de abril de 2016.

Temas

Comentarios
tracking