Fundado en 1910

16 de julio de 2024

Anomalía de precipitaciones

Anomalía de precipitacionesAemet

La Aemet alerta de una DANA inminente que retrasará el calor de verano: estas serán las zonas afectadas

Habrá un «descenso acusado» en el tercio occidental y el ambiente será «fresco» para la época

Faltan tres días para que comience el verano y con él todo lo que esto supone: calor, piscina, vacaciones... Sin embargo, a pesar de las ganas de la mayor parte de los españoles, Las actividades acuáticas tendrán que esperar. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) una DANA, –depresión aislada en niveles altos– dejará desde mañana inestabilidad en forma de lluvias y fuertes chubascos en algunas zonas de la península

Las zonas más afectadas serán las del norte y oeste peninsular, que también vivirán un ambiente fresco para la época, con máximas de apenas 20 grados en muchas zonas.

Esta situación se alargará los próximos días y no será hasta el viernes cuando comiencen a dominar las altas presiones, ha pronosticado Rubén Del Campo, portavoz de Aemet, para detallar el panorama meteorológico del próximo fin de semana: Temperaturas en claro ascenso con máximas que en el valle del Guadalquivir podrían rondar los 38-40 grados.

Así, este lunes persistirá un tiempo estable en general, salvo en Galicia, Asturias y extremo noroeste de la provincia de León, donde comenzará a penetrar un frente con lluvias, que en el oeste de Galicia podrán ser abundantes. En el resto del país todavía se podrán ver cielos despejados, aunque por la tarde se prevén nubes de evolución con posibles tormentas secas.

Respecto a las temperaturas, Del Campo ha señalado que este lunes subirán en el este de la península y se superarán los 34 a 36 grados en los valles del Ebro y del Guadalquivir. En el centro de España, por ejemplo, en Madrid, los termómetros marcarán 31 grados.

El martes, el frente continuará su avance. Galicia, Cantábrico, Castilla y León, Pirineos y norte de Extremadura, comenzarán a ver lluvias. Las más intensas se darán en la comunidad Galicia y en Asturias. Las tormentas conquistarán, en cambio, Aragón y Cataluña. El resto de comunidades verán cielos algo nubosos.

Esta jornada persistirá el calor en el este de la península y Baleares, incluso con un repunte térmico en la costa mediterránea y en el archipiélago balear y así en el Valle del Ebro, Mallorca y en puntos del este de Andalucía se superarán los 34-36 grados.

Sin embargo, habrá un «descenso acusado» en el tercio occidental y el ambiente será «fresco» para la época, como, por ejemplo, en ciudades como León, Lugo o Salamanca, con registros que apenas alcanzarán los 20 grados de temperatura máxima, ha precisado el portavoz de Aemet.

El miércoles una DANA, cuyo núcleo se ubicará en el noroeste peninsular, provocará una inestabilización de la atmósfera, con chubascos tormentosos en el norte y oeste de la península y en puntos del tercio oriental, mientras que la zona más tranquila será una franja central de la península.

Esta jornada las temperaturas bajarán en el centro y este del territorio, sobre todo en el occidente de la península, donde las temperaturas estarán entre los cinco y los 10 grados por debajo de la normal: Lérida y Murcia rondarán los 34 grados de máxima; Madrid y Sevilla en torno a 25 grados y en Lugo, Cáceres y La Coruña en 20 grados.

El jueves, todavía bajo la influencia de la DANA, es probable que continúen los chubascos en el norte peninsular, más intensos en el Cantábrico y en el nordeste, acompañados de tormenta, y que podrían alcanzar la zona centro peninsular, pero no parece que lleguen ni al sur ni a Baleares.

Las temperaturas seguirán descendiendo en el nordeste, y será un día fresco para la época en el norte, donde en muchos puntos no se llegará a 20 grados, y en la zona centro y mitad oeste peninsular los termómetros se situarán por debajo de 25 grados, es decir, entre cinco y 10 grados por debajo de lo normal para esta época.

A partir del viernes, lo más probable es que la DANA se aleje y ganen protagonismo las altas presiones, excepto algunos restos de inestabilidad en el extremo norte, con lluvias en general débiles y con temperaturas que experimentarán un progresivo ascenso, más acusado el viernes y el sábado y más suave el domingo.

A finales de semana la situación se volverá a estabilizar y se superarán los 30 grados en casi todo el país, 32 a 34 grados en el Valle del Ebro y meseta Norte, 34-36 grados en la zona centro, 36-38 grados en Extremadura y Andalucía, e incluso 38-40 grados en el Valle del Guadalquivir, ha concluido el portavoz.

Comentarios
tracking