28 de mayo de 2022

Amazon Style reinventa por completo lo que es posible en el probador, convirtiéndolo en un espacio personalizado

AmazonAmazon

Venta inteligente

Amazon despliega sus tiendas físicas de ropa y alimentación

El gigante de las ventas online también busca acercar su marca a pie de calle con nuevas experiencias para el cliente

Primero llegó un supermercado y ahora una tienda de ropa. El gigante minorista ha decidido dejarse ver por las calles de algunas ciudades, aunque su marca esté en boca de todos cada día y los buzones llenos de cajas con su logo.
En 2020 abrieron un supermercado sin cajeros en Seattle (Washington, EE. UU.) que permitía a los consumidores hacer la compra sin pagar físicamente. Se trataba de escoger los alimentos, meterlos en la cesta y salir. La tecnología se encargaba de sumar el precio de los productos y, una vez en la calle, cargar el total en la cuenta asociada del cliente.
El futuro pasa ahora por Los Ángeles (California, EE. UU.) donde Amazon ha decidido poner en marcha una tienda de ropa. Ropa de hombre y mujer, zapatos y accesorios a precios similares a los que se encuentran en la plataforma online.
Amazon volverá a apostar por la tecnología en su establecimiento de ropa, en el que prácticamente no habrá que tratar con humanos en el proceso de compra.
Las repisas y exhibidores en que se encuentre la ropa contarán con un código QR que los clientes podrán escanear con sus celulares para ver las tallas y colores disponibles, así como las valoraciones de otros clientes, al estilo de su página web.

Vestidores inteligentes

Si el cliente decide que quiere probarse una prenda concreta, bastará con que pulse un botón en su móvil para que se envíe al vestidor, en el cual se irán acumulando artículos hasta que el usuario acuda y pueda probárselos todos a la vez.
Los vestidores estarán equipados con pantallas táctiles desde las que pedir otros productos, tallas o colores y dejar reseñas de los artículos.
El negocio online de Amazon se ha disparado desde que comenzó la pandemia de Covid-19, y en octubre pasado anunció unos beneficios de 19,041 millones de dólares, un incremento de cerca del 35 % respecto al mismo periodo del año anterior.

Temas

Comentarios
tracking