07 de octubre de 2022

Europa ha puesto coto al poder de las tecnológicas con dos leyes históricas

Europa ha puesto coto al poder de las tecnológicas con dos leyes históricasParlamento Europeo

Nuevos controles

Europa regula el enorme poder de las tecnológicas con dos leyes históricas

La DMA y la DSA han sido aprobadas en el Parlamento Europeo con una importante mayoría

El pleno del Parlamento Europeo ha dado el visto bueno al acuerdo alcanzado entre instituciones de la UE para reforzar el control sobre las grandes plataformas digitales. La intención es poner coto a las prácticas abusivas con las que los gigantes tecnológicos limitan la competencia de firmas más pequeñas.
Los eurodiputados han aprobado la Ley de Servicios Digitales (DSA) con 539 votos a favor, 54 en contra y 30 abstenciones, mientas que la Ley de Mercados Digitales (DMA) ha salido adelante con el apoyo de 588 voces, 11 en contra y 31 abstenciones.
La DMA considera controladores o gatekeepers, a empresas como Google, Meta (Facebook), Amazon, Microsoft o Apple. Les obliga a asumir una serie de «obligaciones y prohibiciones» para garantizar la competencia justa.
Desde 2023 tendrán que asumir importantes cambios o hacer frente a multas de hasta el 20 % de sus ingresos si son reincidentes.

Ley de Mercados Digitales

Deberán ser interoperables con las plataformas de mensajería más pequeñas si éstas lo solicitan, de manera que puedan intercambiar mensajes, enviar ficheros o realizar videollamadas con todas las aplicaciones para asegurar una oferta más amplia.
Este punto será el que desbloqueé definitivamente las redes de mensajería para que un SMS pueda recibirse en cualquier móvil ya sea con sistema operativo Android o iOS.
Además, los usuarios tendrán la posibilidad de eliminar las aplicaciones móviles que una compañía instala en sus dispositivos, por ejemplo, el buscador Google Chrome en los teléfonos con el sistema operativo Android.

Digital Market Act

Para evitar prácticas comerciales desleales, las plataformas consideradas guardianes de acceso deberán:

  • Permitir que terceros interoperen con sus servicios. Esta medida abre la puerta a que las plataformas más pequeñas soliciten a las plataformas de mensajería dominantes que sus usuarios puedan intercambiar mensajes, enviar mensajes de voz o archivos de una aplicación de mensajería a otra.
  • Permitir a los usuarios profesionales acceder a los datos que generan en la plataforma del guardián de acceso.

Los guardianes de acceso tendrán prohibido:

  • Dar un trato de favor en sus plataformas a sus propios servicios y productos en detrimento de los de terceros.
  • Impedir que los usuarios desinstalen fácilmente las aplicaciones o programas preinstalados o que utilicen aplicaciones y tiendas de aplicaciones de terceros;
  • Tratar los datos personales de los usuarios para enviarles publicidad dirigida sin su consentimiento expreso.
También podrán instalar una tienda de aplicaciones distinta a la de la empresa del dispositivo, de tal manera que los usuarios de Apple puedan obtener la Google Play o los de Android, la App Store.
Los gigantes de internet tampoco podrán favorecer sus propios productos en los servicios de búsqueda ni combinar los datos personales que adquieran de los usuarios a través de sus múltiples servicios. Aquí es donde Meta tendrá prohibido cruzar la información que obtiene de su servicio de mensajería WhatsApp.

Ley de Servicios Digitales

La ley de servicios digitales obligará a las tecnológicas a eliminar el contenido ilegal en internet de forma rápida una vez tengan conocimiento de su existencia, y a ser más transparentes sobre la información que los usuarios ven en la red.
Las autoridades y la comunidad académica podrán tener acceso al funcionamiento de los algoritmos que determinan lo que los ciudadanos ven en internet y además, las compañías tendrán que informar a los usuarios por qué les recomiendas determinados contenidos en base a su perfil.
La normativa prohibirá el uso de los patrones oscuros, trucos diseñados para engañar y manipular a los consumidores para que tomen decisiones probablemente contrarias a sus intereses y lo hará para todos los proveedores de servicios digitales y no sólo a las grandes plataformas.

Digital Services Act

Las nuevas obligaciones incluyen:

  • Nuevas medidas para neutralizar los contenidos ilegales en línea, así como requisitos que obligan a las plataformas a intervenir rápidamente, respetando en todo momento los derechos fundamentales, en particular la libertad de expresión y la protección de datos.
  • Endurecimiento de los requisitos de trazabilidad y de los controles a los comercios en línea para garantizar la seguridad de los productos y servicios, incluidos controles aleatorios para evitar que se vuelvan a publicar contenidos ilícitos.
  • Refuerzo de la transparencia y la rendición de cuentas de las plataformas, por ejemplo, mediante la transmisión de información clara sobre la moderación de contenidos o el uso de algoritmos para recomendar contenidos; la posibilidad para los usuarios de recurrir las decisiones de los moderadores;
  • Prohibición de prácticas engañosas y de ciertos tipos de publicidad selectiva, como la dirigida a los niños y los anuncios basados en datos confidenciales.
Europa sigue su camino de protección al usuario de tecnología con leyes mucho más estrictas que, por ejemplo, Estados Unidos. Una vez se apruebe definitivamente habrá que esperar a que las empresas se pronuncien, aunque no se esperan buenas palabras.
Apple ya está obligada a cambiar el puerto de carga de sus iPhone, aunque todo apunta a que el modelo 14 no tendrá todavía el USB-C. Mark Zuckerberg ya amenazó en su día con abandonar Europa si no se le facilitaba el traspaso de información de usuarios entre el viejo continente y Estados Unidos, algo que consiguió gracias a la intervención de Biden.
Comentarios
tracking