Fundado en 1910

24 de febrero de 2024

La directora catalana Carla Simón, ganadora del Oso de Oro en la Berlinale con su segundo largometraje, Alcarrás

La directora catalana Carla Simón, ganadora del Oso de Oro en la Berlinale con su segundo largometraje, AlcarrásEFE

Carla Simón y los subtítulos de 'Alcarràs' que no gustan en Cataluña: «Verás cuando sepan que la hemos doblado»

La directora se alzó con el Oso de Oro del Festival de Berlín con su segundo trabajo, 'Alcarràs'. Ahora la polémica le acecha en Twitter por los subtítulos en castellano de los cines catalanes

«Twitter es el peor lugar del mundo», así se refiere la directora de cine catalana Carla Simón a la red social por excelencia, en la que no está presente en coherencia con sus declaraciones. Simón logró un hito en la historia del cine el pasado mes de febrero, cuando se convirtió en la primera directora española en ganar un festival de los considerados grandes. Lo hizo con Alcarràs que, al igual que su debut Verano 1993, está rodada íntegramente en catalán. Aun así, se ha estrenado en cines de Cataluña con subtítulos en castellano. Y esos subtítulos han hecho estallar una pequeña guerra en Twitter con críticas contra la propia Simón desde su tierra natal. Porque no estar en la red social no te salva de ser la diana de todos los dardos.
«Vergonzoso», «humillante» o «mezquino» son algunos de los adjetivos que le han dedicado al estreno de la cinta. «La imposición de los subtítulos en castellano en 'Alcarràs' supera el nivel de mezquindad a que nos tienen acostumbrados los distribuidores y exhibidores de cine en Cataluña», comentaba, por ejemplo, el periodista Enric Calpena. «Que en tu país pasen tu película como si fuera una cinta extranjera que debe traducirse es que se quiere humillar este país o lo que queda de él. Sabed todos que los productores mandamos sobre todas estas cosas», destacaba el actor Joel Joan refiriéndose a la comunidad autónoma de Cataluña como un «país».
Ante la polémica, fue Carla Simón quien, en una entrevista concedida a Vilaweb, admitió que no existe suficiente mercado cinematográfico en Cataluña como para exhibir su película exclusivamente en catalán y sin subtitular: «Hay gente que no lo entiende, –explica Simón en la entrevista a la vez que argumenta– yo quiero que esta película llegue a cuanta más gente mejor». Pero la catalana va un paso más allá: «Si ahora se quejan por la subtitulación, imagínate qué dirán cuando se sepa que se ha doblado». Porque evidentemente, como cualquier directora de cine que se precie, al margen de idiomas y nacionalidades, quiere que su trabajo llegue al máximo de cines posibles. Gracias al doblaje y a los subtítulos, la cinta de Alcarrás se exhibe en 233 cines durante su segunda semana en taquilla y ya la han visto 150.000 espectadores.
Algo que no sucedió con su anterior trabajo Verano 1993, que no se dobló al castellano y «solo pudo estrenarse en cuarenta y cinco salas». Explicado todo esto, el doblaje no es algo que, como ella misma admite a Vilaweb, le haga «ilusión». De hecho, admite que ella no verá versión doblada de su cinta, pero como directora de cine tuvo que hacer frente a una decisión crucial en la trayectoria de su trabajo: «O la doblamos o no la verán».
Comentarios
tracking