07 de octubre de 2022

Marilyn Monroe murió a los 36 años poco después de posar para este reportaje gráfico

Marilyn Monroe murió a los 36 años poco después de posar para este reportaje gráficoGTRES

Cine

Marilyn Monroe: 60 años de una muerte aún desnuda de verdad

La icónica actriz murió a los 36 años en la noche del 4 al 5 de agosto de 1962

El Happy Birthday más famoso de la historia lo escucharon en directo, en el Madison Square Garden de Nueva York, más de 15.000 personas. Entre ellas no estaba Jacqueline Kennedy, la esposa del homenajeado presidente de Estados Unidos. Jackie sabía que allí estaría Marilyn Monroe como sabía que su marido estaba –de otra forma– con Marilyn, así que no fue. Era la noche del 19 de mayo de 1962.
Menos de tres meses después, en la noche del 4 al 5 de agosto, Marilyn Monroe aparecía muerta en su habitación. Al año siguiente, el 22 de noviembre de 1963, John Fitzgerald Kennedy era asesinado en Dallas. De las velas de la tarta por el 45 cumpleaños de Kennedy a las velas en recuerdo a Marilyn apenas había pasado un soplido. Y de su misteriosa muerte hasta hoy han transcurrido 60 años. Mucho tiempo, pero insuficiente como para despejar todas las incógnitas que aún levanta lo ocurrido aquella fatídica noche de agosto del 62 en Los Ángeles.
Hacia las 3:00 de la madrugada, ya del 5 de agosto de 1962, Eunice Murray, ama de llaves, se despierta y advierte que la habitación de Marilyn proyecta luz por debajo de la puerta. Está cerrada. La mujer llama y no obtiene respuesta, así que decide llamar a Ralph Greeson, psiquiatra de la actriz. El doctor se presenta en la casa y rompe una ventana para entrar en la habitación. La escena que se encuentra es de la de su celebérrima paciente tumbada boca abajo en la cama. Desnuda. Con el auricular del teléfono en una mano. Al lado, entre los objetos de la mesilla de noche, varios frascos de pastillas vacíos.
Doce días después, el 17 de agosto, los médicos comparecen ante los medios para comunicar que la causa de la muerte de Marilyn Monroe es un «probable suicidio». 60 años no han servido para que la palabra probable haya desaparecido.

Su relación con los Kennedy

Hay otros términos asociados a la investigación de la muerte de Marilyn Monroe que tampoco han acabado por desaparecer. Conspiración, por ejemplo. La misma que va unida desde el principio al asesinato de John Fitzgerald Kennedy, el apellido que no puede faltar en la ecuación. Y por partida doble porque Marilyn Monroe estuvo con John, pero también con su hermano Robert.
Se supone que las dos relaciones coincidieron en el tiempo y que los dos hermanos estaban al corriente de la situación. Marilyn, que era vigilada e investigada sin descanso, representaba una amenaza para la estabilidad de John Fitzgerald Kennedy. La política y la personal. También para la del otro vértice del triángulo: Bobby Kennedy, que supuestamente estaba en Los Ángeles en la fatídica noche del 4 al 5 de agosto y que horas antes habría llamado a Marilyn con la intención de verla. La conversación terminó con una acalorada discusión.
El documental de Netflix The Mystery of Marilyn Monroe: The Unheard Tapes arroja datos que desmontan la versión oficial sobre la noche en la que murió la artista. Anthony Summers, biógrafo de Marilyn, sostiene que la cronología de los hechos es diferente. Tanto como que Marilyn Monroe habría muerto horas antes de lo que reflejó el informe de la policía para que los hombres de Bobby Kennedy tuvieran tiempo suficiente para destruir las pruebas de su relación con los dos hermanos.
Comentarios
tracking