05 de febrero de 2023

El Brujo, este martes en 'El Hormiguero'

El Brujo, este martes, en El HormigueroAntena 3

El Hormiguero

El libro que cambió (para bien) la vida de El Brujo

El actor andaluz desvela a Pablo Motos el secreto de su pelo

Está girando por España con siete obras distintas. De una hora y media, o de hora y tres cuartos cada una. «La que más hago es El Lazarillo. Y a veces me confundo. El otro día en un pueblo empecé haciendo El Lazarillo y acabé haciendo La odisea. La gente, que es buena gente, me decía 'nos ha gustado mucho en general'», contó, y como es El Brujo, Rafael Álvarez en el DNI, no supimos si era cierto. En todo caso, su público se lo perdona: «No les importa. Cuando yo salgo, tengo la sensación de que lo importante es que ellos están ahí y yo aquí. Como que me dicen 'tira por dónde tú quieras…'».
La vida es eterna en cinco minutos, decía aquella canción. Y a veces eso le ocurre a El Brujo en escena. Como en aquel pueblecito en el que estaba representando El Lazarillo y, al salir, hizo sonar una trompetilla de pregonero. «Un señor mayor dijo 'toca otra vez la trompeta, que nos vas a dar la noche con tanto hablar'». Apenas llevaba unos minutos en escena. Restaba hora y pico de monólogo. Cuando llegó al camerino, el alcalde le preguntó cuándo salían el resto de actores. Pero era un monólogo. Le dijo que o salían o no cobraba. Al final cree recordar que sí cobró.
Fue a hablar de un libro, pero no de su libro, sino de uno de Paramahansa Yogananda, Autobiografía de un yogui. «Este libro me cambió la vida. Me lo regalaron hace mucho tiempo. Lo leí, dejó una semilla en mí, pasó mucho tiempo, años, y luego después se cruzó en mi camino», afirmó mientras mostraba un ejemplar muy gastado. Hizo una obra teatral basada en ese libro pensando que iba a ser un fracaso y resultó un éxito: «Se relata con humor, porque un santo triste es un triste santo». El día 31 la representa en Madrid.
Rafael Álvarez medita. Se dice espiritual pero no creyente. «No pertenezco a ninguna religión de manera organizada». Tras ponerse trascendentes, pasaron a lo cotidiano. En esa línea se enmarca la pregunta más liviana de Pablo Motos a lo largo de la entrevista: «¿Cómo te cuidas el pelo?». «No me lo cuido. ¿Sabes lo que me echo a veces? Aloe vera. Pero en el cuero cabelludo, y después lo estiro un poquito así… Y me dice mi mujer 'esto no es para el cabello'». Una vez El Loco de la Colina le preguntó qué le sobraba: «Pelo», contestó el actor.
Comentarios
tracking