02 de julio de 2022

La Asociación Juvenil Taurina Española ha denunciado la situación

La Asociación Juvenil Taurina Española ha denunciado la situaciónAJTE

Feria de San Isidro

La degeneración de Las Ventas: cuando sobra alcohol y faltan toros

Asociaciones taurinas lamentan que la estrategia para atraer público a los toros pase por convertir la plaza en una discoteca

Cuentan que cuando preguntaron a Juan Belmonte por la forma en la que uno de sus banderilleros había llegado a gobernador civil el torero respondió con un genuino «endegenerando». Qué diría hoy el Pasmo de Triana al ver convertida la plaza de toros de Las Ventas en una auténtica discoteca. No han terminado de salir los toreros del ruedo cuando la música ya suena en los pasillos y vomitorios. La parte baja es para el flamenco mientras que en los pisos superiores no queda ni el consuelo de las bulerías y se opta por el perreo.
El coso más importante de la tauromaquia transformado en el garito de moda, y eso no es lo peor. Los cubatas empiezan a servirse en la calle Alcalá mucho antes de las siete de la tarde. Eso provoca que en los tendidos y durante el festejo sea cada vez más habitual encontrarse con espectadores en evidente estado de embriaguez. La bota de vino y las rosquillas del santo sustituidas por una sucesión interminable de gin-tonics y litronas de cerveza. Hombres jugándose la vida en pleno botellódromo.
Los tendidos de Las Ventas se llenan de alcohol

Los tendidos de Las Ventas se llenan de alcoholAsociación Juvenil Taurina Española

Esta extraña estrategia para atraer público a la plaza solo va en detrimento de la verdadera afición. Pan para hoy, hambre para mañana. La otrora exigencia de Las Ventas cada vez queda más eclipsada por un público que opta por el triunfalismo para amortizar el precio de la entrada. Así, las corridas de viernes y sábado decaen en un ambiente festivalero que ningún bien hace al espectáculo. Para colmo, las malas formas de algunos derivan en escenas lamentables como el lanzamiento de almohadillas o la huida a la carrera, y en plena faena, ante la aparición de la lluvia.
La Asociación Juvenil Taurina Española ha llevado sus protestas a los propios tendidos. En un recurso muy tradicional en Las Ventas, los jóvenes aficionados desplegaron una pancarta al comienzo de la decimoquinta corrida del abono en la que se podía leer «Menos alcohol y más educación».

Una plaza descuidada

La degeneración de Las Ventas también se deja notar en el poco cuidado que se tiene del lugar. Desconchones, humedades y un sinfín de desperfectos que no honran un edificio con noventa años de historia.
Humedades en los pasillos de Las Ventas

Humedades en los pasillos de Las VentasAsociación El Toro de Madrid

Ante esta situación, distintos grupos de aficionados han levantado la voz. Fue la Asociación El Toro de Madrid quien denunció el «lamentable estado» del coso. Remitieron sus quejas al Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid acompañadas de numerosas fotografías que evidencian el deterioro.
De la falta de verdad en algunas faenas premiadas o el absoluto desprecio a los primeros tercios de la lidia podemos hablar otro día.
Comentarios
tracking