30 de enero de 2023

Numerosos intelectuales han cargado abiertamente contra el lenguaje inclusivo

Numerosos intelectuales han cargado abiertamente contra el lenguaje inclusivo

Suspenso por escribir con lenguaje inclusivo: una profesora obliga a una alumna a aprender lengua de signos

Una profesora de la Universidad de los Andes, en Colombia, ha defendido la corrección gramatical y ha suspendido un ensayo escrito con la letra 'e'

El lenguaje inclusivo, su manipulación y sus constantes patadas a la gramática española siguen escalando puestos: se ha instalado en los ambientes políticos, en las escuelas (donde llega a prohibirse el uso del español) y en muchos medios de comunicación. Pero el caso alcanza su máxima potencia en Iberoamérica.
Al otro lado del Atlántico se dan casos extremos, razón por la que una ordenanza de la ciudad de Buenos Aires tuvo que prohibir el lenguaje inclusivo en los centros escolares. Ahora se ha viralizado la respuesta de una profesora de Colombia, que ha decidido explicarle a sus alumnos lo que es realmente «lenguaje inclusivo».
Vanessa Cárdenas es profesora en la Universidad de los Andes, en Bogotá. Cuando una alumna le entregó un trabajo escrito con lenguaje inclusivo, ella decidió suspenderle y calificarla con un 1. Para llevar a cabo la recuperación, la profesora decidió pedirle una exposición en lengua de señas «para que aprenda lo que es la verdadera inclusión».
Como sucede con cualquier tema susceptible, la decisión de la profesora universitaria desató fuertes críticas. Hubo quien incluso decidió plantearle el problema, una vez más, a la RAE: «¿Decir chiques o todes a cambio de chicos y todas es un idiotismo?», preguntó una usuaria vía Twitter, a lo que la cuenta @RAEinforma respondió: «El uso de la letra 'e' como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical ('chicos') ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género».

Un ejemplo en cadena

No se trata del primer país hispanohablante que se pronuncia sobre el lenguaje inclusivo. Uruguay tomó una medida similar a la de Argentina: publicó una circular donde dejó claro que, en el ámbito de la educación pública, la utilización del lenguaje inclusivo «deberá ajustarse a las reglas del idioma español».
En Chile, un proyecto presentado por diputados chilenos en mayo de 2021 pretendía modificar la Constitución para prohibir las alteraciones gramaticales y fonéticas que «desnaturalizan el lenguaje» en los distintos niveles educativos. No obstante, parece que el nuevo Gobierno de izquierdas sí que ha adoptado el lenguaje inclusivo en sus políticas.
Por otro lado, el ministro de Educación de Francia, Jean-Michel Blanquer, firmó en mayo del año pasado una circular que prohíbe el uso de la escritura inclusiva en el aula.
Comentarios
tracking