29 de enero de 2023

San Francisco de Sales, por Enrico Reffo

San Francisco de Sales, por Enrico ReffoEnrico Reffo

24 de enero, Día de los Periodistas

¿Por qué san Francisco de Sales es el patrón de los periodistas?

Aunque vivió a caballo entre los siglos XVI y XVII, no fue hasta 1923 cuando el Papa Pío XI lo designó santo patrón de los periodistas y los escritores

El 8 de septiembre es el Día Internacional del Periodista, en homenaje al informador checo Julius Fucik, que fue ejecutado por los nazis el 8 de septiembre de 1943.
Sin embargo, en muchos países, principalmente hispanos, se celebra en otras fechas. En el caso de España, el Día del Periodista es hoy, 24 de enero.
El por qué tiene fácil explicación: hoy es san Francisco de Sales (1567-1622), que además de santo es, desde 1923, el patrón de «los escritores católicos» y, por extensión, de los periodistas.
Fue el Papa Pío XI quien lo designó santo patrón el 26 de enero de 1923, hace ya casi un siglo, a través de una encíclica titulada Rerum Omnium Perturbationem.
Pero, ¿por qué precisamente san Francisco de Sales y no cualquier otro santo? Pío XI destacó en esta encíclica la labor del santo a través de la pluma, con la cual hacia llegar su mensaje a los protestantes, a los que se había prohibido acudir a sus sermones.
Una suerte de censura que el santo pudo esquivar colando sus escritos por debajo de las puertas de las casas. Una actitud que le condujo, incluso, a sufrir un intento de asesinato.
En Rerum Omnium Perturbationem se da testimonio de cómo, ante la poca atención –impuesta o voluntaria– que los protestantes prestaban a sus predicaciones, san Francisco de Sales «decidió refutarles los errores a través de hojas sueltas, redactadas entre dos predicaciones y distribuidas como circulares a ser copiadas que, pasando de mano en mano, acababan apareciendo entre los hermanos separados».

Guardarse de faltar a la verdad

Para el Pontífice, era necesario que los escritores católicos «imiten y muestren en todo momento que el rigor siempre ha estado unido a la moderación y la caridad, que era la característica especial de San Francisco».
El Santo Padre apuntaba, además, que los periodistas, al igual que hiciera su patrón, «deben guardarse de faltar a la verdad, e incluso con el pretexto de evitar la ofensa de los adversarios, de reducirla o disimularla».
San Francisco de Sales.

Retrato de san Francisco de Sales

San Francisco de Sales nació en el Ducado de Saboya, actual Alta Saboya, en Francia, en el seno de una familia aristocrática de la que se separó a los 13 años para entregarse a la vida religiosa de la mano de los Jesuitas.
Formado en Derecho y Teología, el santo estudió en su Francia natal, en La Sorbona, así como en Italia, en la Universidad de Estudios de Padua.
Durante su vida desarrolló una prolija actividad literaria de la que destacan sus obras Defensa del estandarte de la Cruz, Introducción a la vida devota, los 12 libros del Tratado del amor de Dios, las Conferencias espirituales, los Sermones o las Cartas.
San Francisco de Sales murió hace casi cuatro siglos, el 28 de diciembre de 1622, en Lyon, en olor de santidad. Diez años más tarde, su cuerpo fue exhumado para su veneración, encontrándose en perfecto estado.
Entonces se produjo un milagro: el santo tocó el velo de la mística Juana de Chantal, que estaba rezando a su lado. Fue proclamado beato en 1662, santo en 1665 y doctor de la Iglesia en 1877. Sus restos reposan junto a los de Juana de Chantal en la Basílica de la Visitación, en la ciudad de Annecy, en Francia.
Comentarios
tracking