28 de noviembre de 2022

El castillo de Barbazul de Javier Cercas

Portada de «El castillo de Barbazul» de Javier CercasTusquets

'El castillo de Barbazul'. Superventas de uno de nuestros mejores escritores

La tercera entrega de Terra Alta no defrauda, pero tampoco sorprende. Un libro que gustará a muchos, pero tal vez no entusiasme

El castillo de Barbazul es la tercera entrega de las aventuras del policía, ahora retirado, Melchor Marín. En un juego muy cervantino Javier Cercas aparece mencionado como autor de los dos primeros libros: Terra Alta (2019) e Independencia (2021) y los propios personajes se leen a sí mismos y comentan el libro. En un momento dado, un policía le enseña al protagonista los dos libros anteriores: «leí la segunda porque Vero me dijo que salía yo. Independencia, se titula… Luego leí la primera y, ¿sabes lo que te digo? Que no están mal. Por lo menos son entretenidas, no como otros rollos macabeos que me he tenido que tragar». Lo mismo podría decir de este tercer volumen: no está mal. Por lo menos es entretenido. Pero se me queda corto para ser un libro de Cercas. Y no lo digo porque piense que lo comercial esté reñido con la calidad literaria.
El libro está localizado en 2035 no por gusto, sino por obligaciones de guion. Ya había localizado en el futuro próximo la anterior novela, Independencia, con la acertada intención de distanciarse de los acontecimientos del proceso catalán. Pero eso, y la edad de un personaje que debía tener 17 años, ha provocado un libro futurista sin interés en el futuro o más bien lo contrario. Podría decirse que el libro está encallado en una abstracta época prepandémica. Tanto se ha resistido el autor a indagar en el futuro que ni siquiera intenta ser moderno. Hasta los modelos de los coches son antiguos. En este sentido diría que la tecnología es el único fallo a nivel argumental. El autor se ha documentado exquisitamente sobre todos los elementos policiales y jurídicos, pero parecería que lo tecnológico no le interesa y por eso ha recurrido a lugares comunes, como la propuesta de usar Telegram en lugar de WhatsApp por ser más seguro, la Dark Web como un supermercado de lo ilegal abierto a todos los públicos o la resolución del mecanismo de ruptura de un sistema de seguridad casi perfecto mediante el reseteo.
Estoy de acuerdo con el personaje de la novela: El castillo de Barbazul es una novela muy entretenida. Está, además, extraordinariamente bien escrita. Pero no me dice nada más. Las motivaciones de los personajes no me acaban de convencer, el suspense me parece predecible y la única idea de fondo que transmite es que hay que tomarse la justicia por su mano porque los poderosos están blindados ante el sistema policial y jurídico. En definitiva, si no supiera quién es el autor, me parecería muy buen libro, pero Cercas puede dar mucho más de sí.
El castillo de Barbazul de Javier Cercas

TUSQUETS / 400 PÁGS.

El castillo de Barbazul

Javier Cercas

Comentarios
tracking