02 de julio de 2022

Ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de invierno 2022

Ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de invierno 2022GTRES

La 'guerra de los Pirineos' no acaba aquí: presente y futuro de una candidatura olímpica española

Tras el fiasco del proyecto conjunto entre Cataluña y Aragón, el año 2034 se presenta ya como una nueva batalla

La política se comió al deporte. Esa es la gran conclusión que se ha sacado del pinchazo de la candidatura española para albergar los Juegos Olímpicos de invierno del año 2030. La 'guerra' abierta entre Aragón y Cataluña acabó con las pocas opciones que tenía nuestro país de albergar la segunda cita olímpica.
Con el Comité Olímpico Español (COE) cargando contra Aragón por no haber cumplido el acuerdo –y elogiando la responsabilidad y el comportamiento de Cataluña–, este martes se oficializó que España no presentará al COI ninguna candidatura. El proyecto de los Pirineos, que empezó a perfilarse hace dos años y que tenía todo a favor, se ha venido abajo por presiones políticas.
El problema no es ya el pasado. El problema es que esto se puede repetir en el futuro. El gran conflicto abierto entre los dos gobiernos seguirá porque ambos ya han avanzado que seguirán adelante con sus respectivas candidaturas. Donde antes había una en un futuro habrá dos, salvo que de las próximas elecciones autonómicas (en mayo de 2023) salga un gobierno diferente al actual en Aragón y deje de lado la candidatura olímpica.

Cataluña quiere para 2030, pero se antoja imposible

Pese a que el COE ya oficializó que no mandará una candidatura al COI -es el Comité Olímpico de cada país el que presenta la solicitud-, la Generalitat se empeña en hacer una candidatura ahora en solitario para 2030. El Gobierno de Cataluña dice estar «preparado» para una candidatura en solitario que presentará al COE. Pero se antoja imposible no solo, ya que sea elegida, sino que directamente se presente.
Y es que los plazos ya apremian porque a final de año deben estar ya todas las opciones encima de la mesa, toda vez que en los primeros meses de 2023 el COI ya quiere tener una candidatura elegida. Actualmente, hay tres ciudades que se han propuesto albergar estos Juegos: Sapporo (Japón), Salt Lake City (Estados Unidos) y Vancouver (Canadá).
Cataluña, pues, tendría tan solo tres meses para presentar una candidatura nueva cuando se tarda mucho más tiempo en construirla y después ser estudiada por el COE. Pero hay algo más importante: el COI no acepta propuestas que no vaya con ella una unidad política y social, algo que la candidatura catalana no tendría.

Aragón contrataca: solos a 2034

Si aquí se quedara el enfrentamiento, al menos se acabaría ya con esta 'guerra', pero en el día después de la confirmación del fiasco, Aragón y Cataluña se emplazan a más conflictos en el futuro. Desde la comunidad maña ya se ha avanzado que se ponen a trabajar para preparar una candidatura únicamente aragonesa que tenga a la ciudad de Jaca como epicentro. Sería para 2034 y ya la presentan como una propuesta «potente, de Estado e imbatible».
«Aragón seguirá trabajando para hacer realidad el sueño olímpico por el que lleva 30 años trabajando, con una candidatura de todo el Pirineo liderada por Jaca y de Estado», ha dicho el consejero aragonés de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno aragonés, Felipe Faci.
Los miembros del COE, reunidos este martes en Madrid

Los miembros del COE, reunidos este martes en MadridEFE

Hay que recordar que una candidatura olímpica en Jaca ya se presentó hasta en cuatro ocasiones antes (1998, 2002, 2010 y 2014) y todas ellas acabaron en fracaso. Y también que la presentación de cualquier proyecto depende del COE, que es quien le da al COI toda la documentación oficial para la búsqueda de unos Juegos Olímpicos. Sin el COE es imposible presentar candidatura y las relaciones COE-Aragón son ahora de mucha tensión.
Teniendo en cuenta que para 2030 está ya descartado desde el Comité Olímpico Español, 2034 es la siguiente oportunidad y ahí está ya Aragón avanzando su proyecto, que visto lo visto se encontrará también con la oposición de Cataluña. Siempre quedará todo ello a expensas de cambios políticos en cada gobierno, ya que esto al final ha acabado siendo un asunto político.

El gran conflicto abierto entre los dos gobiernos seguirá porque ambos ya han avanzado que seguirán adelante con sus respectivas candidaturas

Si hay dos candidaturas para 2034 –se ha demostrado que una de unidad es imposible– el COE tendrá que elegir entre una de las dos, lo que provocaría más fuego. Un mismo país no puede presentar dos candidaturas y tiene que ir al COI con una sola, que además debe contar con la condición de la unidad entre la familia olímpica española.
Comentarios
tracking