Fundado en 1910

22 de febrero de 2024

Liren se prepara para la partida del Mundial contra Nepo

Liren se prepara para la partida del Mundial contra NepoEFE

Ajedrez

Ding Liren empata un Mundial de Ajedrez que vuelve a jugarse entre humanos

Emboscadas, errores y movimientos geniales marcan los primeros compases del duelo para suceder a Magnus Carlsen

Ian Nepomniachtchi y Ding Liren han devuelto la humanidad al ajedrez de alto nivel. Si el Mundial de 2021 llevó a pensar en un cambio de formato que evitase la sucesión interminable de tablas, el duelo que se disputa Astana nos está permitiendo disfrutar de una igualdad provocada por jugadas arriesgadas y errores de los jugadores que se olvidan, a veces, del estilo propiciado por las nuevas tecnologías y los programadas de ordenador.
El chino, que tuvo un inicio titubeante y nervioso que le llevó a perder en su primera partida con blancas, ha conseguido reponerse y llega a la segunda jornada de descanso con unas tablas vitales y una victoria que devuelve el empate al Mundial de Ajedrez. Después de reconocer que la presión había hecho mella en él y cambiarse hotel en Astana, Liren ya se muestra más confiado, «satisfecho» tras ganar en el cuarto match y habla de mantener las cosas «bajo control».
Nepo reflexiona durante una de las partidas del Mundial

Nepo reflexiona durante una de las partidas del MundialEFE

La tercera partida se presentaba como una prueba de fuego para el chino, tras perder con blancas, una segunda caída con negras podía ser definitiva. Sin embargo, consiguió establecer una sólida defensa y conducir el juego a unas tablas por repetición tras solo 30 movimientos. Aíre para Liren.
El Mundial que determinará al sucesor de Magnus Carlsen en el trono del ajedrez está empatado después de cuatro partidas. Si el chino tropezó en el segundo match con un extraño comienzo marcado por un temprano H3, ha sido Nepo quien ha precipitado su caída en el último choque después de caer en la trampa organizada por Liren que incluía el sacrificio de su torre a cambio de una mejor posición. Tras el error, el siempre expresivo ruso ha tratado de contener, sin éxito, una embestida que ha terminado con su abandono.
Ian Nepomniachtchi sabe lo que es perder en un campeonato de este nivel, pero ha dejado claro que este enfrentamiento nada tiene que ver con el de hace dos años en Dubai. Allí, su derrota en la sexta partida agrietó su fortaleza mental y lo dejó noqueado. Recuerda el ruso que el título se juega a catorce partidas y quedan diez por delante para dirimir al campeón.

Jugadores ausentes

Después de cuatro partidas, los aspirantes disfrutan de otra jornada de descanso antes de volver a sentarse frente al tablero el sábado. Aunque lo de sentarse frente al tablero podría parecer un tópico en este tipo de crónicas, en este Mundial de 2023 se ha convertido en noticia el hecho de ver a los dos oponentes frente a frente. Tras los primeros match son muchas las voces que se han alzado para criticar las repetidas ausencias de Nepo y Liren en el punto central del torneo.
En el salón habilitado en la capital kazaja, los jugadores cuentan con una impresionante «sala de estar» en la que tienen televisión, comida, bebida y sofás. Ambos se sienten cómodos en esta estancia y en partidas de más de tres horas es poco frecuente verles analizar el tablero en vivo. Los dos prefieren observar las posiciones desde las pantallas y solo acudir a la mesa para realizar sus movimientos. La amplitud de la sala es tal que en ocasiones las cámaras no encuentran a los contrincantes en una extraña situación.
La polémica ha llegado Astana, donde se ha preguntado a los jugadores por el asunto y han intentado solucionarlo. Después de la tercera partida, Liren reconocía que había «pasado más tiempo en la mesa que escondido en la sala». Ambos tienen tiempo suficiente para adaptarse a sus sillas; por delante, diez partidas más para tratar de alcanzar los 7 puntos y medio que necesitan para alcanzar la corona del ajedrez mundial.

Temas

Comentarios
tracking