Fundado en 1910

17 de abril de 2024

Sara Khadem obtiene la nacionalidad española

Sara Khadem obtiene la nacionalidad españolaEuropa Press

La ajedrecista iraní Sara Khadem, que se negó a llevar el velo en el mundial, obtiene la nacionalidad española

El gobierno español aprobó otorgar la ciudadanía a Khadem este pasado martes «teniendo en cuenta las circunstancias especiales» de su caso

Sara Khadem, ajedrecista iraní que se negó a jugar con velo el Mundial de Ajedrez Rápido en Kazajistán el pasado mes de diciembre, en defensa de los derechos de las mujeres, recibió la nacionalidad española por carta de naturaleza, tras publicarse el anuncio en el BOE.
Sarasat Khademalsharieh, su nombre completo, tuvo que abandonar Irán junto con su hijo y su marido, el director de cine Ardeshir Ahmadi al ordenar su detención el gobierno iraní. Sara eligió España para seguir su carrera y jugó el pasado mes de mayo sus primeras partidas en Salamanca.
Nacida en 1997, Sara Khadem ostenta el título de Gran Maestra Femenina, el de mayor rango de ajedrez exclusivamente de mujeres. La Federación de ajedrez iraní calificó en enero de inesperada la decisión de la jugadora, puesto que había cumplido anteriormente las normas. En cambio, las protestas antigubernamentales que vivió el país en el pasado mes de septiembre le hicieron cambiar de opinión y mostró
Las protestas de en el país están dirigidas al régimen de Irán por el fallecimiento de Amini, la joven de 22 años que en septiembre fue detenida y maltratada por la policía por no respetar el código de vestimenta iraní al no llevar bien puesto el velo. Su muerte, provocó numerosas protestas en el país y que todavía siguen a día de hoy.

Muchas deportistas sin velo

Desde que comenzaron las protestas, varias deportistas iraníes se han presentado sin el velo en competiciones en otros países, como fue el caso de Elnaz Rekabí, escaladora que escaló sin velo el pasado mes de octubre. Sin embargo, luego explicó que no fue intencionadamente.
De esta forma, los deportistas en Irán están mostrando su desacuerdo con el gobierno iraní, aunque solo las exiliadas, como el caso de Sara Khadem, lo hacen sin miedo a que les pueda suceder algo.
Comentarios
tracking