31 de enero de 2023

Luka Doncic está en un conflicto con su madre por gestiones comerciales

Luka Doncic está en un conflicto con su madre por gestiones comercialesEFE

'Luka Doncic 7': la marca por la que tiene al jugador en guerra con su madre

No solo los Pogba están en guerra. También en el deporte existe un conflicto familiar que afecta a uno de los deportistas más conocidos y seguidos en España: Luka Doncic. El esloveno, que acaba de ser eliminado en cuartos del Eurobasket con Eslovenia, ha iniciado una disputa con su madre por las marca comerciales del jugador.
El jugador de los Dallas Mavericks de la NBA, canterano del Real Madrid y confeso seguidor madridista, se ha sumergido en una batalla legal con su propia padre por el control de las marcas registradas dentro del universo Doncic, cuyo control son de su madre porque así ambas partes lo decidieron hace años. Sin embargo ahora el jugador, que tiene ya 23 años, quiere ser él quien controle ese negocio, pero su madre se niega.
Así, y en plena lucha en el Eurobasket del que ya ha sido eliminado, Doncic pidió a la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos que anulen el registro 'Luka Doncic 7', su marca más famosa y por la que más beneficios ganaba fuera de la cancha. Hay que recordar que un jugador, y más de este nivel, es un filón mediático y comercial y que en el caso del esloveno muchas marcas le acompañan, es un ídolo total en su país y en Europa, y en la NBA, toda una máquina en el aspecto mediático, es ya uno de los jugadores más respetados y valorados.
El conflicto entre Luka y su madre, Miriam Poterbin, se podría situar realmente en su eclosión en el baloncesto, cuando se fue a la NBA y el jugador, como algo lógico, decidió ceder la gestión de todos sus negocios fuera de la pista a su madre. Era un rookie, un novato que no sabría que su marca se haría un gran hueco en el mundo del deporte. Quizá ellos no lo sabían entonces, pero ahí se abriría una fricción. Y es que antes o después Doncic acabaría creciendo, madurando y además convirtiéndose en el jugador de baloncesto que es hoy en día, uno de los más famosos del mundo. Y cuando Luka ya se asentó y se convirtió en un fenómeno del baloncesto quiso controlar él sus negocios.
Luka Doncic con su selección, Eslovenia, en el Eurobasket

Luka Doncic con su selección, Eslovenia, en el EurobasketEFE

«Tengo mucho que esperar mientras sigo creciendo como jugador y como persona y es importante para mí controlar mi propia marca», ha dicho recientemente el exjugador del Real Madrid en declaraciones que recoge el periodista norteamericano Marc Stein, uno de los que habitualmente sigue la actualidad de la NBA. Apela el icono del baloncesto madridista al lógico paso del tiempo: ya es mayor de edad, está muy asentado en el mundo del baloncesto y tiene por tanto la edad adecuada para ser el dueño de su futuro y no solo en el plano baloncestístico.
Una vez que se lo dijo a su madre esta se negó y quiso mantener el control absoluto de los derechos de imagen de su hijo. Realmente pertenecen a ella, ya que es la dueña de todo ese entramado que también incluyen la marca personal de Luka. Cuando la situación era consensuada evidentemente ni había problemas, pero una vez que Doncic ha querido recuperar lo que realmente le pertenece ha estallado la guerra. El jugador ha tenido incluso que demandar a su madre, llevándola a los tribunales. Sus abogados están con el objetivo de que la Sociedad de Patentes de Estados Unidos eliminen de su registro la empresa 'Luka Doncic 7', que es la que está bajo el control de la madre, y así acabar con todo ello y hacer una nueva. Sería un borrón y cuenta nueva... si no fuera porque su madre también pelea por la continuidad de la marca de la que ella es beneficiaria.
Esta guerra familiar que ahora se ha hecho pública, principalmente porque el jugador lo ha reconocido, vendría desde hace ya un año, desde el verano de 2021. Esa fue la fecha en las que las fricciones fueron a más y Luka se habría dado cuenta que su madre quería explotar su marca tal y como estaba antes, sin tener que dar explicaciones a su hijo ni cediendo ni una parte. Con la marca 'Luka Doncic 7' el esloveno nada tiene que ver ya y explota ahora otro tipo de imagen.
Hay que destacar que detrás de este conflicto también existe otro mucho anterior de carácter personal: la madre y el padre de Luka Doncic se divorciaron cuando él era pequeño y fue la madre –modelo, finalista de Miss Eslovenia– quien se quedó con la custodia del después jugador de baloncesto.

Temas

Comentarios
tracking