08 de diciembre de 2022

Mattia Binotto, jefe del equipo Ferrari, tranquiliza a Leclerc tras la carrera en Silverstone

Mattia Binotto, jefe del equipo Ferrari, tranquiliza a Leclerc tras la carrera en SilverstoneGTRES

Terremoto en Ferrari: el cabreo de Leclerc al verse ya amenazado por Sainz

El monegasco se encuentra a 43 puntos de Max pese a haber comenzado el campeonato en mucha mejor forma y el madrileño ya le pisa los talones

Charles Leclerc empezó el Mundial como un tiro. De las tres primeras carreras disputadas, el monegasco se subió al primer escalón del podio en Bahréin y Australia y fue segundo en Arabia Saudí. Además, las dos victorias iniciales le permitieron aprovechar al máximo el doble abandono de su gran rival, Max Verstappen. No obstante, tan solo tres meses después, el campeonato ha dado un giro de 180º y ahora es el holandés quien parte con gran ventaja en el ecuador de la temporada.

Las dos victorias iniciales le permitieron aprovechar al máximo el doble abandono de su gran rival, Max Verstappen

El piloto monegasco ha sufrido en sus carnes todos los errores posibles de la escudería italiana. En Barcelona y Bakú, Leclerc abandonó por fiabilidad cuando lideraba la carrera. En Canadá, tuvo que salir desde el fondo de la parrilla por culpa, de nuevo, de su motor Ferrari. Además, en Mónaco, cayó desde la primera a la cuarta posición por una mala estrategia. Estos descalabros tienen dos claros beneficiados: Max Verstappen y su compañero de equipo, Carlos Sainz.

Verstappen, sin presión

El de Red Bull lidera cómodamente el Mundial tras los batacazos iniciales y va camino de su segunda corona. Además, el otro día en Silverstone ocurrió un suceso que puede marcar el resultado del campeonato. Verstappen tuvo problemas en el coche cuando rodaba en primera posición y finalmente no pudo pasar del séptimo lugar. Leclerc, que tuvo la oportunidad de recortar ventaja, rompió él solo su alerón en un choque con Pérez y terminó cuarto por una estrategia de Ferrari que decidió favorecer a Carlos Sainz, de tal forma que no aprovechó el momento de debilidad de su rival.
Charles Leclerc, piloto de Ferrari

Charles Leclerc, piloto de FerrariGTRES

El enfado en el garaje del monegasco era enorme tras la carrera. Su frustración fue captada por las cámaras de televisión en una imagen en la que se aprecia claramente cómo Binotto intenta calmar a Charles tras su decepcionante resultado. Ahora, tras solo una semana, se puede apreciar cómo todos los problemas de Leclerc provocan un efecto en un renacido Carlos Sainz.

El momento de Sainz

El madrileño ha resurgido tras un inicio lleno de infortunios. Su victoria en Silverstone le consagró tras dos oportunidades perdidas en Mónaco y Canadá. Ahora en Austria, Carlos tendrá la maravillosa oportunidad de adelantar a Leclerc en la clasificación general este fin de semana. Está a tan solo 11 puntos del monegasco y el contraste en cuanto al momento de forma de ambos pilotos invita a soñar con ello.
La realidad es que el monegasco está ahora mismo en una posición delicada. Los continuos errores de su equipo le han puesto contra las cuerdas tanto en la lucha por el Mundial como por la pelea interna con su compañero. Ahora, Leclerc necesitará no fallar más y confiar ciegamente en un Ferrari que, de momento, no parece preparado para competir contra Red Bull y ya mira por el retrovisor a Mercedes.
Comentarios
tracking