30 de enero de 2023

Mbappé renueva tres temporadas y tiene casi imposible vestir la camiseta del Real Madrid

Mbappé renueva tres temporadas y tiene casi imposible vestir la camiseta del Real Madrid

El Madrid se siente utilizado y engañado por un Mbappé al que han cerrado la puerta

Florentino Pérez sabía el jueves que Mbappé no venía. La incomunicación del futbolista con el presidente y con el club español en los últimos días lo decía todo sin hablar, porque la estrella nunca dio la cara. El jugador tenía el preacuerdo firmado con el equipo madrileño hace quince días. Pero las reuniones de Fayza Lamari, su madre, y de Delphine Verheyden, su abogada, con Nasser Al-Khelaifi esta última semana revolucionaron la situación y el dirigente madridista lo sabía.
El presidente del PSG manifestó en Madrid esta semana, al lado del emir de Qatar, que «Kylian Mbappé se queda con nosotros, seguro», y por primera vez en dos años esas palabras no sonaron a bravuconada.

Sabe pero no contesta

Los empresarios españoles que escucharon estas palabras del emir y de Al-Khelaifi se lo expresaron a Florentino Pérez inmediatamente. Acto seguido, el Real Madrid intento comunicar con Mbappé en las horas posteriores. Durante meses mantuvieron un contacto estrecho y directo cada dos semanas. Y la falta de respuesta lo expresaba todo. No había contestación.
Fue su madre, Fayza, la que respondió tiempo después con una frase escueta: «Kylian se lo está pensando». La casa blanca mascullaba que estaba todo perdido. Porque Fayza Lamari declaró al mismo tiempo, públicamente, que su hijo tenía dos ofertas similares y tenía que decidir. Eso era falso. Demasiadas mentiras en pocas horas.

Motivos económicos

Sencillamente, la propuesta económica del PSG triplicaba la del Real Madrid. El emir lo ofreció el martes una prima de fichaje de 250 millones de euros y una ficha anual de 85 millones netos durante tres años. Irrechazable si lo que la familia Mbappé quería dinero. Kylian y su madre han utilizado y han engañado el Real Madrid durante dos años. Y eso el club español nunca lo olvida. Y nunca lo olvidará.
La incomprensible forma de Kylian Mbappé de comunicar a Florentino Pérez el sábado que no ficharía, cuando el dirigente blanco lo sabía desde dos días antes, lo dice todo. Hasta la plantilla madridista sabía ya que no vendría. El jugador solo le mandó un escueto mensaje al máximo responsable del Real Madrid para decirle que no venía. Y lo hizo el sábado porque lo iba a anunciar esa misma noche en el estadio del PSG, de lo contrario tampoco lo habría hecho ese día. Su frase: «Espero que sea comprensivo conmigo», era el reconocimiento final de una actitud infantil.
Florentino Pérez se despidió incluso con buenas palabras, hay que ser educado y golpear con hechos, no con palabras. Pero el sentimiento y las sensaciones dentro de la entidad madridista es muy distinto. Al Real Madrid no se le utiliza.

Hay ganas de jugar contra él

Lo decíamos ayer y las palabras hay que recordarlas en el tiempo: arrieros somos y en el camino nos encontraremos, tanto en el ámbito externo de fútbol como dentro del campo. Esa es la frase lapidaria que se siente en el Real Madrid.
A seis días de la final de la Champions, frente al Liverpool, ya hay futbolistas de Ancelotti que tienen ganas de volverse a enfrentar al PSG y a Mbappé. «Qué pena que no fuera nuestro rival el sábado y en su estadio, porque les volveríamos a ganar» manifestaba a El Debate un directivo de la entidad.

Dos años de mentiras

Durante dos años tanto el futbolista como su abogada, Delphine Verheyden, decían que Kylian deseaba venir al club madrileño para escribir las mejores páginas de leyenda de su carrera. Ambos analizaron con razón que para ganar Balones de Oro y Champions necesitaba estar en el club que más sabe de eso. Al final se ha decantado por el dinero y ha obtenido cuatro veces más de lo que pensaba hace un año.
Para ello ha tenido que soportar dos años de presiones y ha hecho perder el tiempo al Real Madrid durante dos temporadas. Dos campañas en las que el club español ha tenido que enfrentarse y enemistarse con el PSG por ficharle. Ha sido un precio muy duro. El equipo más importante de la historia ha pagado un precio muy caro por intentar una contratación que ha demostrado personalmente que no valía la pena.

Mbappé se arrepentirá

El Real Madrid pasa página. Para la entidad es fundamental que el futbolista que llega a su plantilla tenga palabra, tenga carácter y tenga personalidad dentro y fuera del campo. Mbappé no ha demostrado tener personalidad. Ha engañado y eso es muy grave para el Real Madrid. El mensaje con foto lanzado por Benzema a las redes sociales lo dice todo y es un aviso que da miedo: el líder del plantel blanco muestra una foto del rapero estadounidense Tupac, que fue traicionado por un amigo y acabo asesinado.
Podría ser una metáfora de la traición cometida por Kylian, compañero de Benzema en la selección francesa y con el que se encontrará en diez días. De hecho, Mbappé y el equipo nacional francés presenciarán la final de la Champions en su concentración el próximo sábado. Benzema estará jugando a unos kilómetros de distancia, en el césped del Stade de France, y buscará su quinta Copa de Europa.
El Real Madrid señala a Mbappé en su lista de «non gratos» y ya trabaja en los fichajes del futuro mientras sus jugadores se concentran en ganar la decimocuarta Champions para la empresa qué mitificó el torneo desde 1955. Unos profesionales que quieren ganar la máxima competición continental en el campo de Mbappé y que desean dedicarle el triunfo. Arrieros somos...
Comentarios
tracking