24 de septiembre de 2022

Benzema celebra sobre el césped del Estadio de Francia la última Champions League

Benzema celebra sobre el césped del Estadio de Francia la última Champions LeagueEFE

Benzema rompe los registros físicos del Real Madrid: de ser el gato a ser el número uno

El francés ofrece su explosión de rendimiento a los 34 años, espera ganar el Balón de Oro y el club no ficha otro nueve de reserva y además le otorga a su edad un contrato por dos temporadas

Es difícil que un club con ciento veinte años de historia, el más laureado del mundo, se sorprenda por los logros y los datos de un futbolista. Karim Benzema, musulmán, creyente, que guarda el ayuno en el Ramadán de cada año, lo ha conseguido. Considerado siempre un futbolista de clase, un delantero técnico, un «diez» que juega de «nueve», nadie esperaba que ofreciera su mayor rendimiento pasada la treintena y menos a los 34 años. El Real Madrid está gratamente alucinado con las prestaciones de un jugador que es el orgullo de Florentino Pérez, al que fichó por treinta millones de euros en 2009.
En los 120 años de existencia de la entidad solo otros dos futbolistas, Di Stéfano y Cristiano, han rendido tanto a los 34. Pero Benzema sorprende. Llevaba una década intentando superar su registro particular de goles en una temporada. Mourinho le puso hace once años el apelativo peyorativo de gato y el francés tuvo una reunión con él y le cantó las cuarenta por ese desprecio. El adiós de Ronaldo le dejó jugar con libertad y demostrar todas sus cualidades. Hoy, Mourinho está calladito ante el francés porque Benzema es la punta del iceberg del fútbol europeo.

Plusmarcas a los 34

Celebró 30 tantos, 27 y de nuevo 30 en las tres campañas posteriores al adiós de Cristiano y en esta última temporada dejó a todos boquiabierto al anotar 44 goles, conseguir su primer Pichichi en el fútbol español, 27 dianas, y el cetro como máximo goleador de la Champions, con 15.

Una preparación física especial

Todas estas cifras tienen una razón de ser. La preparación física especial que Benzema ha realizado desde hace un lustro. El francés siguió el método de Cristiano de perder un kilo de musculatura cada año para ganar elasticidad y poseer un cuerpo muy fibrado. Así lo ha hecho. Hoy pesa cinco kilos menos que cuando era compañero del portugués. Ha llevado a cabo entrenamientos específicos para obtener unas fibras muy secas.
El otro punto clave es que ha madurado como persona. Duerme ocho horas diarias como hace otro longevo, Modric, y lleva una vida ordenada y tranquila con su actual esposa, Cora Gauthier, con la que comparte un hijo, Ibrahim. Karim tiene otra hija, Melia, de su anterior relación con Chloé Laundry.

Dos años de contrato a los 34

El otro factor fundamental de este rendimiento superior en el ecuador de la treintena es que sabe medir como nadie su desgaste en cada partido. Se gradúa en los encuentros y ofrece su mayor eficacia sin desgastarse inútilmente en carreras tontas de cara a la galería cuando no hace falta.
Es tal su nivel físico que es el único jugador del Real Madrid mayor de 32 años que va a renovar por más de un año, hasta los 34. Actualmente tiene ficha con la casa blanca por una temporada más y la entidad le ha presentado un acuerdo hasta 2024 para eliminar su duda constante de hasta cuando jugará. El Real Madrid desea que se sienta tranquilo en esta explosión de máximo rendimiento y que sea dentro de un bienio cuando piense si continuará o no. El contrato se hará público más adelante.

Este martes se incorpora al grupo

Es tal el sacrificio, la disciplina, la regularidad y la confianza que Benzema demuestra en la entidad que es el único jugador al que se le ha concedido vacaciones hasta este martes 19 de julio, fecha en la que se incorpora al trabajo con la plantilla en Estados Unidos. El francés nacido en Bron, en los suburbios de Lyon, estaba de vacaciones en Miami y ha realizado su pretemporada privada a lo largo de todo su asueto antes de incorporarse a los entrenamientos con Pintus.
Será una campaña especial para Benzema, que espera disputar el Mundial con Francia en diciembre y recibir el Balón de Oro en enero. Esa Copa del Mundo en el invierno romperá la temporada normal y el francés tiene el reto de rendir bien con el Real Madrid y con Francia con esos cambios de competición y de entrenamientos que exigirán una adaptación física complicada. Benzema vivirá el más difícil todavía camino de los 35. Aspira nada menos que a seis títulos con el Real Madrid y uno con Francia. Y en su cabeza está repetir sus entorchados individuales como Pichichi y como máximo goleador de la Champions.
Comentarios
tracking