Fundado en 1910

22 de mayo de 2024

El Newcastle inglés, que está tercero en la Premier, es propiedad de Arabia Saudí

El Newcastle inglés, que está tercero en la Premier, es propiedad de Arabia SaudíAFP

El plan de Arabia Saudí en el fútbol: conquistar la Premier y proyectarse en la Champions

Tras entrar con fuerza en muchos deportes, su plan era llevar su imagen a la Copa de Europa, algo que tienen cerca con el Newcastle

Tienen un novedoso Gran Premio de Fórmula 1. Albergan cada año la Supercopa de España. Controlan, porque así la han impulsado, la denominada Superliga de golf, un proyecto más que millonario. Han organizado mediáticos combates de boxeo. Llevan tres años albergando el inicio del Dakar. Organizaron también la mayor carrera de caballos de la historia e incluso han conseguido ser sede de unos Juegos de Invierno en pleno desierto.
Es Arabia Saudí y sus petrodólares, un dinero que ha cambiado por completo el panorama deportivo mundial. El país de Oriente Medio, que protagonizó la gran sorpresa en el inicio del Mundial de Qatar (histórica victoria a Argentina) ha abierto un horizonte nunca antes visto en el deporte: está en todos lados y de forma muy relevante. Pero a todo eso le falta una cosa, la guinda en el pastel.

Premier y Champions

Es en primer lugar la Premier League y, como consecuencia de ello, la Champions League. Si bien organizan la Supercopa de España y han conseguido llevar encuentros mediáticos, al proyecto de expansión de Arabia Saudí le falta estar presente en la Copa de Europa, lo que daría por completo lustre a su plan. Y van por buen camino.
Si la Champions no puede ir a Arabia, Arabia va a la Champions. Y eso es lo que poco a poco están construyendo con el Newcastle, histórico equipo inglés al que compraron hace un año, en el otoño de 2021, por 350 millones de euros. Un año después lo tienen muy bien situado: tercero en la Premier, con sueños de alcanzar ya la Copa de Europa.
Con cuatro puntos ya de ventaja sobre los puestos de Europa League, el Newcastle es ya una realidad en Inglaterra. Y si bien tiene la ayuda extra de los petrodólares infinitos de Arabia Saudí, el crecimiento es espectacular. El año pasado estaban luchando por una salvación que finalmente consiguieron gracias a los millonarios fichajes en invierno. Entre ellos, por citar un caso conocido, el de Trippier, lateral del Atlético de Madrid.
Más allá de la clara ventaja con la que ahora juega este Newcastle (que es un equipo histórico, no es 'inventado' por Arabia Saudí), el objetivo claro del país de Oriente Próximo era poder alcanzar la Copa de Europa. Allí tendrán un foco mundial que se sumaría al de la Fórmula 1, golf, boxeo, Dakar... El deporte ha servido a Arabia Saudí para 'lavar' su cara, para que se le vea de una forma más amigable. En todas las competiciones que organiza bate récords de premios económicos.
Para poder estar en el corto plazo en la Champions League, el fondo soberano saudí, junto a los socios PCP Capital Partners y RB Sports & Media, acaba de inyectar 80 millones de euros para reforzar aún más la plantilla y la estructura del club. Son ya más de 500 los que han invertido en una entidad que en los últimos años estaba luchando por la salvación y esta temporada ve incluso el título de cerca. Y es por ello que la Champions es ya una posibilidad. En su primer año el Newcastle ya está arriba. Se fue al parón por el Mundial en tercera posición.
Y queda aún para Arabia Saudí la opción de Cristiano, que ya rechazó una oferta millonaria de este país en verano pero que ahora está sin equipo y vuelven a tentarle con que finalice su carrera rodeada de dinero con la condición de dar un enfoque mundial a Arabia Saudí.
Comentarios
tracking