Fundado en 1910

24 de abril de 2024

Luis Rubiales, en la comparecencia de este viernes en la Asamblea de la RFEF

Luis Rubiales, en la comparecencia de este viernes en la Asamblea de la RFEFAFP

Luis Rubiales cesó a todos los vicepresidentes menos uno para asegurarse el control una vez sea inhabilitado

Luis Rubiales sabe que caerá antes o después. Lo hará por la vía de la inhabilitación (suspensión), cuyo proceso ya puso en marcha este viernes el Gobierno de España. Cuando el todavía presidente de la RFEF gritó que no iba a dimitir (y lo repitió varias veces) sabía que le quedarían días en el cargo. Pero será así porque le echan, no porque se vaya él.
Tras el giro enorme de los acontecimientos, filtrando el jueves por la tarde que se iría y el viernes por la mañana aguantando con un discurso para la polémica, Rubiales hizo un movimiento clave que si bien no cambiará nada en el proceso de inhabilitación (eso va por otro lado) sí que supone que controle en la sombra los meses que van desde su suspensión a la convocatoria de elecciones en la Federación en 2024.
Minutos antes de la Asamblea Extraordinaria Rubiales cesó a todos sus vicepresidentes menos uno. Solo dejó en el cargo a Pedro Rocha, su gran mano derecha, su hombre fiel, presidente de la Federación Extremeña de Fútbol. Este empresario de 68 años será el próximo presidente de la Federación.
Y así será porque lo ponen los estatutos de la RFEF. Ahí figura que cuando hay una inhabilitación o suspensión del presidente será uno de los vicepresidentes quien asuma el cargo (por el tiempo que resta de legislatura) para que no haya un vacío de poder. Y como ya solo hay uno, ese cargo va a recaer a Pedro Rocha.
Pedro Rocha, actual presidente de la Federación Extremeña

Pedro Rocha, actual presidente de la Federación Extremeña

El extremeño es un hombre fiel a Luis Rubiales, que con este movimiento se asegura al menos el control en la sombra de los siguientes meses. Otra cosa será cuando haya unas elecciones en 2024, que se tienen que convocar sí o sí al ser año olímpico aunque la duda todavía está si será en el primer o segundo semestre. Pero mientras él esté inhabilitado –algo que sucederá la próxima semana– se quedará al cargo de la Federación su mano derecha.
Rocha, un hombre vinculado siempre al fútbol sala de Extremadura y también a categorías regionales del fútbol de esta autonomía, asumirá la presidencia tras ser uno de los grandes apoyos de Rubiales en estos cinco años.
Comentarios
tracking