Fundado en 1910

12 de julio de 2024

Álex Berenguer celebra con sus compañeros el gol de la victoria en el Metropolitano

Álex Berenguer celebra con sus compañeros el gol de la victoria en el MetropolitanoEFE

Atlético de Madrid 0-1 Athletic Club

El Athletic da la sorpresa en el Metropolitano gracias a un gol de penalti de Álex Berenguer

Saltó la sorpresa en el Metropolitano. Contra todo pronóstico, el Athletic de Bilbao ha sido el primero en dar un golpe sobre la mesa en estas semifinales de Copa. El equipo de Ernesto Valverde planteó un partido muy serio de principio a fin y, gracias a Berenguer, obtiene un valioso triunfo que le puede servir para cerrar la eliminatoria en San Mamés y pasar a la esperada final de La Cartuja el próximo 6 de abril (0-1).

Ocho temporadas. Este periodo de tiempo corresponde al número de años que se tiró el Atlético de Madrid sin llegar a las semifinales de Copa del Rey. Y el equipo de Simeone supo desde el principio que el encuentro de este miércoles lo tenía que afrontar de la mejor manera posible. Sobre todo, teniendo en cuenta que el partido de vuelta se juega en San Mamés, un estadio que aprieta mucho y en el que es muy difícil sacar adelante los partidos.

La entrada que presentó el Metropolitano fue grandiosa, espléndida, deslumbrante, formidable. Se acaban los adjetivos para definir a la afición colchonera. No cabía un alfiler en el feudo colchonero. Se sabía de la importancia del duelo. Y el Atlético de Madrid salió a por todas. Los de Simeone se hicieron con el balón desde el principio y el Athletic esperaba atrás en busca de esos contraataques letales que viene llevando a cabo el conjunto bilbaíno esta temporada.

El dominio era claramente rojiblanco y, con muy poco, los muchachos de Simeone buscaban los espacios para darle vía libre a los carrileros. El inicio de partido fue un toma y daca de manual. El Atlético amenazaba y el Athletic también. El problema es que no había ocasiones claras por parte de ningún equipo.

Así transcurrieron los primeros 20 minutos del encuentro. Pasado ese minuto, el Athletic empezó a creer en sus posibilidades. Sostuvieron a los de Simeone, se dieron cuenta de que podían sacar algo positivo del Metropolitano y los del 'Txingurri '(Hormiga en euskera) Valverde dieron un paso adelante. Y cosas del fútbol. Cuando menos se esperaba, Reinildo entró totalmente a destiempo y se decretó pena máxima a favor de los bilbaínos. Álex Berenguer cogió el balón, se llevó una sonora pitada por parte de la afición atlética y engañó a Jan Oblak para poner el 0-1 y provocar el rugido de los cerca de 1.000 aficionados athleticzales.

Beñat Prados intenta robar un balón a Samuel Lino

Beñat Prados intenta robar un balón a Samuel LinoEFE

Con el gol visitante, el partido se empezó a calentar. A los de Simeone les sentó como un jarro de agua fría el hecho de encajar el 0-1. El Atlético era un manojo de nervios, mientras que el Athletic aumentó su nivel de confianza. En un partido de este calibre... hay que tratar de mantener la cabeza fría. El equipo colchonero andaba muy alterado. Protestaron todas las faltas y estaban más pendientes del árbitro que otra cosa. Y así es muy difícil. La buena noticia es que ese periodo de nervios duró poco y el Atleti empezó a jugar algo más liberado. Cuando el equipo de Simeone quiso reaccionar ya era demasiado tarde. Así se llegó al tiempo de descanso.

La cara que mostró el Atlético en la primera parte fue muy mala. Y Simeone tomó nota de ello. Dejó en el banquillo al mozambiqueño Reinildo y dio entrada a Mario Hermoso, la vieja confiable del preparador argentino. La entrada del central madrileño le proporcionó al Atleti una mayor tranquilidad en salida de balón y los colchoneros se fueron en busca del gol de la igualada.

Fruto de la insistencia atlética, Samu Lino, la samba brasileña que brilla en el carril izquierdo del Atlético, se quedó a centímetros de hacer el 1-1. Para insistir en esa idea (la de persistir), Simeone metió a Morata y Llorente para ganar músculo y centímetros en el área. El 0-1 no le valía. Y, con un partido de vuelta en San Mamés, menos aún.

Eso sí, el Athletic no se iba a dejar ir tan fácilmente, siguió jugando con cabeza y decidió esperar para buscar la mejor solución. Para ello, Valverde también introdujo cambios. Unai Gómez, Asier Villalibre y Ander Herrera. En ese orden.

Álex Berenguer intenta centrar al área ante Reinildo

Álex Berenguer intenta centrar al área ante ReinildoEFE

Con el paso de los minutos, el Atlético se empezó a instalar en el área bilbaína. El problema que se encontró el equipo de Simeone fue la seguridad de los centrales. Tanto Dani Vivian como Aitor Paredes -productos ambos de Lezama- estaban mostrando un nivel de contención estratosférico. Y cuando una pareja de centrales está tan enchufada y atenta... lo mejor que puede hacer un equipo es probar a tirar desde fuera del área o buscar los espacios a través de los laterales.

Mientras tanto, el Athletic aprovechó la falta de puntería de los jugadores colchoneros para buscar ese 0-2 que dejara las cosas cerradas y muy peliagudas para los muchachos de Simeone. Y al Atleti le sucedió lo mismo que en el primer acto. El estar más pendiente de las decisiones arbitrales les perjudicó.

A la falta de puntería hubo que sumarle el impresionante nivel mostrado por Julen Agirrezabala, que se vistió de héroe. El joven portero vizcaíno -titular en el torneo del K.O- estaba salvando al Athletic como si del 'Txopo' Iribar se tratara.

Tanto Simeone como Valverde agotaron sus últimos cartuchos, pero el desenlace del encuentro parecía bastante claro. Por mucho que el Atlético lo intentara, allí iba a estar Agirrezabala para salvar a los vizcaínos. El final de partido fue agónico. Cuando todo parecía que el equipo de Simeone iba a empatar.... ¡de penalti!, el VAR dijo que no lo era. La afición rojiblanca no se lo podía creer. Poco después, Morata estuvo cerca de empatar, pero no hubo tiempo para más. El Athletic da el primer golpe.

Ficha técnica

Atlético de Madrid 0: Jan Oblak; Nahuel Molina (Marcos Llorente, 57'), Savic, Witsel, Reinildo (Mario Hermoso, 46'), Samuel Lino (Riquelme, 83'); Pablo Barrios (Correa, 72'), Koke, De Paul; Memphis (Morata, 57') y Griezmann.

​Athletic Club 1: Julen Agirrezabala; Lekue, Vivian, Paredes, Yuri; Ruiz de Galarreta, Beñat Prados (Ander Herrera, 60'); Iñaki Williams (Yeray, 84'), Sancet (Unai Gómez, 52'), Berenguer (Vesga, 84'); Guruzeta (Villalibre, 52')

​Goles: 0-1 Berenguer (24')

​Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (comité canario). Amonestó a los locales Reinildo (23'), De Paul (82') y a los visitantes Beñat Prados (37') y Vivian (45+2'), Unai Gómez (70')

​Estadio: Cívitas Metropolitano (Madrid)
Comentarios
tracking