04 de diciembre de 2022

Lewandowski estuvo muy fallón y no marcó ningún gol en su vuelta a Múnich

Lewandowski estuvo muy fallón y no marcó ningún gol en su vuelta a MúnichAFP

Bayern de Múnich 2-0 FC Barcelona

El Bayern devuelve al Barcelona a su realidad en la Champions

Pese a jugar una primera parte primordial, en la que a Lewandowski se le olvidó marcar en el que fue su estadio, los culés acaban cayendo en Múnich tras dos zarpazos de los alemanes

El Barcelona ya ha vuelto a su realidad en Europa. Se lo ha hecho ver su gran bestia negra en los últimos años, el Bayern de Múnich, que esta vez no le metió ocho pero sí dos que le bastaron para derrotar una vez más al equipo azulgrana. En la Champions el fútbol ya es otra cosa y ahí la exigencia es mayor. Ni Lewandowski marcó -al contrario, falló mucho- ni las cosas son tan fáciles como en LaLiga. Y eso que el Barça estuvo bien en Alemania, se plantó con galones y puso contra las cuerdas al Bayern en una primera parte primordial con muchas ocasiones claras. Pero estos partidos también hay que saber leerlos y Xavi no lo hizo. El Bayern, en tres minutos, sacó el rodillo y mandó al Barça a hacer más deberes. Hay más trabajo que pulir.
El resultado es engañoso, todo hay que decirlo. El 2-0 fue un excesivo castigo a un Barcelona que maduró en Copa de Europa. Hay que recordar de dónde viene, del mayor fracaso del siglo cayendo a la Europa League. Y en Múnich plantó cara, fue mejor toda una primera parte y perdonó muchísimo. Se lo creyó tanto el Barça que se olvidó de que en el fútbol hay más cosas, tantas como las de controlar los tiempos. Si juegas bien es mejor, indudablemente, pero no te lleva a la victoria inmediata. Que se lo digan al Bayern, que apenas necesitó nada para ganar. Dos zarpazos y a devolver al Barcelona a su realidad europea, la de seguir estando por debajo del gran nivel europeo.
La primera parte fue una ocasión tras otra del Barcelona. Y todas ellas muy claras. Lewandowski se hinchó a crear peligro y sorprendentemente estuvo muy fallón. Y eso que nadie mejor que él conoce esas porterías en las que se aburrió de meter goles. Pero no tuvo manera. Primero le regaló Neuer un balón -quizá no se acordaría de que ya no es compañero suyo- y no lo aprovechó, pero más grande fue el error cuando se quedó cara a cara solo contra Neuer, en un penalti en movimiento, y el balón lo mandó por encima del larguero. Tuvo otra más, un cabezazo que paró el portero alemán. Estaba Lewandowski totalmente desdibujado y esta situación es más relevante ahora porque el duelo era ante su ex Bayern y era además el primer gran partido. No es igual jugar y marcar ante el Cádiz que ante el Bayern.
Las tuvo también Raphinha, con otras dos ocasiones claras, y Pedri, con un remate al palo en los primeros minutos. Ninguno marcaba. El Barça jugaba directo, en muchas ocasiones a la contra, sin complejo alguno. Dice Xavi que eso también es el ADN del club. Si el propio Xavi escuchara lo que decía hace diez años cuando era jugador...
Pedri, cabizbajo, asiste a la celebración del Bayern.

Pedri, cabizbajo, asiste a la celebración del Bayern.AFP

El Barça jugó bien, dominó, por momentos bañó al Bayern, pero en el fútbol hay muchos tópicos que sí se cumplen. Cuando perdonas lo pagas. Y más si es ante el Bayern, bestia negra del club azulgrana. Y una vez que tras el descanso salió Goretzka los de Múnich fueron el rodillo que todos tenemos en mente. Le bastaron tres minutos para finiquitar el partido y devolver al Barcelona a su cruda realidad europea. Lucas Hernández, con un cabezazo, sacó los colores a la defensa y a Ter Stegen, hasta entonces desapercibido. Salió mal el portero y los defensores estaban cada uno a su bola. Gol muy fácil al que acompañó otro desastre en defensa: cogió el balón Sané y entró en el área con suma facilidad con los culés defendiendo con la mirada- De repente, 2-0.
Salvo un remate al palo, uno más, de Pedri al palo, el Barcelona perdió dinámica y el Bayern dominó a su gusto. No pasó nada más. El Barça, que quedó grogui, hasta se conformó con el 2-0 y no retó más al cuadro alemán no vaya a ser que se fuera a cabrear y acabara marcando más goles. ¿Es un injusto castigo para el Barcelona? Sí, no se mereció perder. ¿Es al fin y al cabo lo que veníamos viendo de los culés en los últimos años? También, aunque al menos esta vez no salió goleado. Lo que está claro es que al Barça le falta mucho por competir en la Champions.

Ficha Técnica

Bayern de Múnich 2: Neuer; Davies, Hernández, Upamecano, Pavard (Mazraoui, 21'); Sabitzer (Goretzka, 46'), Kimmich: Musiala (Gravenberch, 80'), Sané (Tel, 80'), Müller; y Mané (Gnabry, 70').

​Barcelona 0: Ter Stegen; Koundé, Araújo, Christenssen (Eric García, 70'), Marcos Alonso; Busquets (Kessie, 80'), Gavi (De Jong, 61'), Pedri; Raphinha (Ferrán Torres, 61'), Dembélé (Ansu Fati, 80') y Lewandowski.

Goles: 1-0 (Lucas Hernández, 50'). 2-0 (Sané, 54').
Comentarios
tracking