25 de enero de 2022

Pedro Sánchez durante su intervención en el Foro Económico Mundial, en Davos en enero de 2020

Pedro Sánchez durante su intervención en el Foro Económico Mundial, en Davos en enero de 2020Europa Press

Análisis

The Economist hunde a Sánchez: la economía española fue la peor gestionada durante la pandemia

La prestigiosa publicación compara la evolución de veintitrés países y somos los peor parados
El prestigioso The Economist ha realizado un análisis en el que constata que la mayoría de las economías de los 38 países de la OCDE superó hace unos meses su nivel anterior a la crisis. La tasa promedio de desempleo de esta liga de países ricos se sitúa en el 5,7 %, un nivel parecido al de la posguerra. Los ingresos totales por hogares, ajustados por la inflación, están por encima del nivel anterior a la crisis. La situación mejora, pero entre los países hay grandes diferencias, ganadores y perdedores, y es probable que la distancia persista en 2022.
Para evaluar estas diferencias, The Economist ha recopilado datos sobre 23 países ricos en torno a cinco indicadores económicos y financieros: evolución del PIB, ingresos de los hogares, comportamiento de la Bolsa, inversión de capital y deuda pública. Han clasificado cada economía de acuerdo con su desempeño en cada indicador y de ahí ha salido una clasificación general. La conclusión es que algunos países siguen en el pozo y a otros les está yendo mejor que antes de la pandemia. Dinamarca, Noruega y Suiza están entre los mejores. Estados Unidos se ha desempeñado bastante bien. Reino Unido, Alemania e Italia han ido peor. España ha sido la peor de todas.
Información de The Economist comparando las principales economías del mundo

The Economist

Según el análisis de The Economist, nuestra economía es la que más ha caído entre los países estudiados (-6,6 %), la que más reducidos ha visto sus ingresos familiares (-6,3 %), la que más ha visto descender las acciones de sus empresas en el mercado de valores (-7,2 %) y la tercera que más ha visto caer la inversión (-6,5 %).
La economía española ha sufrido en buena medida debido al impacto sobre el turismo de la pandemia y sus restricciones. Otros lo han hecho por el elevado número de muertes e infecciones y la consiguiente limitación del gasto de los consumidores, como ha ocurrido en Bélgica y Reino Unido.
Donde el impacto del virus ha sido leve, el empleo no ha sufrido tanto. La tasa de desempleo apenas de ha movido en Japón desde que empezó la pandemia, según The Economist. La de España aumentó en tres puntos porcentuales entre febrero y agosto de 2020.
Frente al bloqueo de la economía por culpa del desempleo, algunos países optaron por dar dinero a sus ciudadanos. El caso más destacado fue el de Estados Unidos. Canadá hizo algo similar. Los países bálticos manejaron su sistema fiscal para proteger la caja de las empresas o ampliar la atención sanitaria. Austria y España no hicieron ni lo uno ni lo otro, y los ingresos de los hogares están aún un 6 % por debajo del nivel prepandémico.
La OCDE espera que el PIB combinado de los tres países mejor clasificados sea un 5 % superior a su nivel prepandémico a final del año que viene. Por el contrario, se prevé que el de los tres peores sea solo un 1 % más alto que antes del Covid. Las diferencias permanecerán y castigarán a los que no han sabido gestionar bien la pandemia. 
tracking