07 de diciembre de 2022

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante una conferencia de prensa en 2020

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante una conferencia de prensaGTRES

Garzón insiste en sus críticas a las macrogranjas tras reunirse con el sector

El ministro de Consumo ha aprovechado un encuentro con una organización para defender la ganadería extensiva «contra el modelo de las macrogranjas»

El ministro de Consumo ha intentado zanjar la polémica generada por sus declaraciones sobre la industria cárnica española, en una reunión celebrada este jueves con la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA). 
Un encuentro en el que el Alberto Garzón ha vuelto atacar a las macrogranjas, de las que ha dicho son «explotaciones que es necesario frenar y limitar para proteger el planeta, el mundo rural y la ganadería».
En contra, el ministro ha defendido el modelo de la ganadería extensiva y familiar, que «genera puestos de trabajo y produce arraigo en la población». 
El responsable de la cartera de Consumo ha defendido - tras concluir de la reunión - el derecho de los consumidores a conocer «con la mayor precisión posible» de dónde procede la carne que están consumiendo. De esta manera el Gobierno responde a una de las propuestas que esta organización agraria le ha trasladado con respecto al etiquetado de los productos cárnicos.
En la reunión, que ha calificado de «fructífera y productiva», Garzón ha compartido reflexiones sobre los problemas del mundo rural y, en particular, del sector ganadero.
Ha reivindicado «todas las reformas» realizadas por el Gobierno para proteger a los pequeños productores como, por ejemplo, el real decreto de flexibilización del paquete higiénico-sanitario que busca facilitar la comercialización de sus productos.
Además, ha criticado el «enorme coste social, ecológico y económico» de este último modelo, «en línea con los mandatos de la Comisión Europea y con la evidencia científica».
Comentarios
tracking