28 de junio de 2022

Declaración de la renta jóvenes

Las deducciones solo son aplicables cuando el contribuyente las recoge específicamente en el borrador

Declaración de la Renta 2021 - 2022

Pagar menos en la declaración de la renta gracias a las deducciones

Las deducciones permiten que el contribuyente abone una cuota inferior, y solo son aplicables cuando se incluyen específicamente en el borrador

Las deducciones -que suponen una rebaja en la cotización permitida por la Ley- son fundamentales a la hora de realizar la declaración del IRPF. Hay que tener en cuenta que solo son aplicables cuando el contribuyente las recoge específicamente en el borrador, por lo que es importante incluirlas para poder beneficiarse de ellas, y por tanto pagar una cuota inferior.

Deducciones en los autónomos

En los rendimientos de actividades económicas -que son por los que cotizan los autónomos- hay muchos gastos que son deducibles. De acuerdo con la actual regulación, los trabajadores por cuenta propia se pueden deducir todos los gastos necesarios para la realización de la actividad profesional o económica.
Por ejemplo, si se tiene una casa y se trabaja desde ella, los gastos del inmueble se pueden reducir de los ingresos. Asimismo, la afectación parcial de elementos divisibles es posible, como el despacho en la vivienda desde donde se ejerce la actividad económica.
Para deducirse los gastos es necesario que estén contabilizados y que se presenten las facturas correspondientes. Así pues, a la hora de llevar a cabo la declaración, a los ingresos se le restarán estos gastos. Además, el artículo 14 de la Ley del IRPF recoge que no son deducibles las multas, los gastos del IRPF, ni las deudas de juego.

Los alquileres

Por su parte, en los rendimientos de capital inmobiliario -que derivan de ser el casero de un alquiler- se pueden deducir todos los gastos necesarios para la obtención del rendimiento. Ello incluye los intereses de capital (como las hipotecas), los gastos de reparación, conservación e inversión (cuando son de reparación y conservación es deducible todo el gasto, mientras que si son de inversión solo el 3 %), tributos (todo el IBI es deducible), cantidades devengadas por porteros, o la prima del seguro.
Asimismo, en el caso de que el inmueble se alquile como vivienda a largo plazo, el rendimiento obtenido se reduce en un 60 %.

Maternidad y familia numerosa

Las madres que tengan hijos menores de tres años tienen derecho a una deducción de 1.200€ (100 al mes) cuando cumplan dos condiciones: que se puedan aplicar el mínimo familiar por descendientes, y que la progenitora trabaje como asalariada o como autónoma y esté dada de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o Mutualidad.
Asimismo, los contribuyentes que se enmarquen en una familia numerosa general (con tres o más hijos), pueden aplicarse una deducción de 1.200€ euros anuales, que equivalen a 100 euros al mes. Por su parte, si la familia numerosa es de categoría especial (con 5 o más hijos), la cuantía se duplica y asciende a los 2.400€ anuales.

Otras deducciones

El artículo 68 de la Ley del IRPF recoge otras tres deducciones: la deducción por inversión en vivienda habitual, la deducción por donativos y otras aportaciones, y la deducción por inversiones en empresas de nueva o reciente creación.
En el primer caso, por inversión en vivienda habitual, son deducibles todas las cantidades que se destinan a pagar una vivienda habitual adquirida antes del 1 de enero de 2013, y que se sigan pagando en el vigente ejercicio económico. Así pues, es deducible el 15 % de todo lo pagado por ese concepto con un límite máximo de 9.040 euros.
Por su parte, en la deducción por donativos y otras aportaciones -que tiene como objetivo fomentar la financiación de fundaciones o entidades sin ánimo de lucro- se aplica una reducción del 10 % de las cantidades donadas a las entidades legalmente reconocidas, o a las asociaciones declaradas de utilidad pública. Por su parte, también se aplica una deducción del 20 % de las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores.
En lo relativo a las empresas de nueva creación, se puede aplicar una deducción del 30 % por lo aportado a estas entidades cuando se cumplan una serie de requisitos, como que el límite sea de 60.000 euros. Asimismo, existe una deducción por doble imposición internacional, mediante la cual el contribuyente se resta la retención de la renta obtenida en un país extranjero.

Deducciones autonómicas

Además, cada Comunidad Autónoma aplica -de acuerdo con sus normativas- deducciones en distintas materias. Por ejemplo, en discapacidad, Cantabria otorga una deducción 15 % de las cantidades donadas a asociaciones que persigan entre sus fines el apoyo a personas con discapacidad, o Aragón una deducción de 200 € por cada hijo nacido o adoptado con un grado de discapacidad igual o superior al 33 %.
Comentarios
tracking