17 de agosto de 2022

El CEO de Tesla, Elon Musk

El CEO de Tesla, Elon MuskGTRES

Crisis de la inflación

Los cuatro CEO que alertan de una recesión de la economía global

Cuatro grandes ejecutivos advierten de la llegada de una inminente recesión. La inflación y las consecuencias de la guerra en Ucrania, amenazan a la economía global

Los trabajadores de Tesla recibieron un email de su jefe el pasado 2 de junio. En él, Elon Musk les daba dos malas noticias. El hombre más rico del mundo afirmó tener un «muy mal presentimiento» sobre la economía. Como consecuencia les anunció su intención de recortar un 10 % de la plantilla de la compañía.
Musk, no es el más prudente de los empresarios, pero ha conseguido forjar la mayor fortuna del planeta. Durante las últimas semanas las alertas se han disparado. La crisis de la inflación que envuelve a -prácticamente- todas las economías del mundo, no da síntomas de agotamiento. El precio de la energía, y el ‘crack’ de las materias primas, siguen recortando puntos de poder adquisitivo de los ciudadanos, frenando el consumo y empujando al planeta a una nueva recesión.

Dimon (JP Morgan) alerta de un «huracán»

Un día antes de que Musk provocara el pánico de sus trabajadores con su correo electrónico, otro CEO -este con mejor fama- lanzaba su advertencia. Jamie Dimon, presidente de JP Morgan Chase, asegura que se aproxima un «huracán». El responsable de la entidad financiera señaló a la fuerte inflación global y a los efectos de la drástica subida de los tipos de interés aplicada por la Reserva Federal de Estados Unidos. Dimon optó por el símil meteorológico.
«Este huracán ya está aquí ahora y viene hacia nosotros (...) No sabemos si es uno leve o la gran tormenta Sandy, así que mejor vayan preparándose», dijo en una conferencia para inversores. De hecho, el -también- consejero delegado de JP Morgan reconoció que la entidad ha corregido el rumbo de sus previsiones. «Vamos a ser muy conservadores con nuestros balances financieros», dijo.
Las palabras del banquero podrían anticipar una restricción del crédito que termine por tumbar a la economía estadounidense, y detrás al resto de las occidentales. Los inversores penalizaron la alarma de Dimon e hicieron caer las acciones un 1,4 % a cierre de mercados.

Friedman (RH) recomienda estar preparados «para cualquier cosa»

Los niveles de inflación y los pronósticos sobre su impacto en EE.UU. también han hecho sonar las alarmas en RH, empresa de muebles para el hogar liderada por Gary Friedman. El CEO recomendó -durante la presentación de resultados de la compañía- «estar preparados para cualquier cosa, en cualquier momento».
Tres advertencias, que cuentan con un sólido fundamento económico. El pasado 26 de mayo, el presidente del Banco Mundial fue tajante durante su comparecencia ante la Cámara de Comercio estadounidense la pasada semana. David Malpass afirmó que «si miramos al PIB mundial, es difícil ver como evitar una recesión». El economista no descarta que la escalada de los precios de la energía -fruto de la guerra en Ucrania- siga acentuándose.

Tampoco se descarta la recesión en Europa

Europa no se escapa. El economista jefe de S&P Global, Chris Williamson no elude el debate. «Claramente, los próximos meses serán desafiantes para la región (Europa) y no se puede descartar una recesión económica a pesar de la alentadora expansión del sector servicios».
El destino que sufra la economía global depende del avance de la guerra en Ucrania, y de las medidas que los bancos centrales tomen para tratar de domar una inflación desbocada.
Comentarios
tracking