09 de agosto de 2022

Calviño no hace remontar las cifras de la economía española.

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España, Nadia CalviñoGustavo Valiente - Europa Press

Análisis económico

La Unión Europea, en crisis económica: el PIB cae un 4,4 % a precios de mercado

Estamos ante una de las crisis más importantes que hemos tenido desde el nacimiento del euro

El 27 de junio a las 11:00 am, Eurostat publicó oficialmente el PIB del primer trimestre de todos los países que conforman la Unión Europea y el de la mayoría de los países afiliados que no son miembros, como Noruega, Islandia, Turquía y alguno más.
Ha publicado los datos a precios corrientes o de mercado, que se diferencian de los «precios constantes» porque los precios corrientes se corrigen (deflactan) con el cálculo correspondiente de la inflación aplicable a cada país.
Por lo tanto, en general, cuando hablamos de precios corrientes, hay que tener mucho cuidado, sobre todo en momentos inflacionarios, porque puede inducirnos a pensar que realmente las economías crecen más de lo que realmente les corresponde, y cuando se corrigen con el deflactor suele haber sorpresas.
Esto, en primer lugar lo explico porque me lo han pedido, y en segundo lugar, porque la sorpresa en este caso ha sido otra completamente diferente.
La Unión Europea en el primer trimestre de 2022 ha decrecido sobre el cuarto trimestre de 2021 un 4,4 %, equivalente a perder en valor casi 172.000 millones de euros, y la Zona Euro, donde están los países más potentes, ha decrecido un 3,4 %, ha perdido casi 111.000 millones de euros.
Antes de continuar con este artículo, quiero contar que Eurostat, los datos que ha publicado, no están ajustados a la temporalidad, y esto lo cuento porque hace unos días publiqué un artículo sobre el PIB en España y yo utilicé los datos ajustados que había publicado el INE y dije que España había decrecido un 0,5 %. Hoy vamos a ver que España ha decrecido un 5,4 %, al utilizar Eurostat el modelo donde no se contempla la temporalidad.
Para seguir felicitando al INE y a sus empleados públicos y en especial a sus estadísticos, tengo que decir que el INE facilitó en su web los dos datos, y quien decidió utilizar los ajustados fui yo, quien consideró que era mejor esta segunda serie. A partir de ahora, sabiendo que a Eurostat le gustan los datos no ajustados, solo publicaré esos datos para evitar malos entendidos.
Solo cuatro países de los 32 analizados aquí crecen a precios de mercado, y, por lo tanto, 28 decrecen en su PIB en este primer trimestre.
Los cuatro mosqueteros son, cómo no, Irlanda, que es la estrella europea en estos momentos, con un crecimiento del 9,9 %. Irlanda es un país de cinco millones de habitantes. Ha conseguido que su renta per cápita sea de más de 83.000 euros al año, y si nos fijamos, a pesar de ser nueve veces más pequeña en población que España, su PIB en valor absoluto es solo 2,5 veces menos que el de España.
El segundo es Noruega, otro país pequeño, que no pertenece a la UE, pero que se encuentra como país asociado. Noruega crece un 2,5 %.
El tercero es Islandia, país asociado como Noruega y con un crecimiento del 1,5 %. El cuarto es Países Bajos, que crece un 0,1 %.
Entre las posiciones 5 a 15 se encuentran todos los países que decrecen menos que la Zona Euro y la Unión Europea. Entre estos países están Portugal, gobernada por el auténtico Antonio, que decrece un 1,3 %; Francia, que decrece un 2,2 %; Alemania, que decrece un 2,5 %, y Grecia, que decrece un 4,3 %.
A partir de aquí, todos los países decrecen más que las medias de los países del euro y de la UE.
Y ahí está España, que como comentábamos, decrece un 5,4 % y ocupa la posición número 19 de 32 países analizados. Peor que nosotros está Italia, que se da un bofetón del 8,3 % y ocupa la posición 24.
El peor es Rumanía, que pierde el 23,7 % de su PIB en un solo trimestre.

¿Qué le pasa a Europa?

Desde luego, cuando se produjo la crisis financiera en 2008, había una líder, Ángela Merkel, que luego hemos visto que fue engañada por el socialdemócrata Schröder, que la llevó a cerrar las plantas de producción de energía eléctrica con carbón y cerrar también las planta nucleares y ponerse en manos de Rusia para el suministro de petróleo y de gas, y que hoy hace que Scholz esté en el disparadero en su país. Macron, por otra parte, es un quiero y no puedo.
Y desde entonces , Europa se encuentra en manos de burócratas de medio pelo o políticos ya gastados por la historia, como el socialista Borrell.
Europa está sola en manos de nadie, con un grave problema que gestionar, que es hacia dónde vamos y en la cuestión económica, con una completa inútil al frente del BCE, que no ha sido capaz de ver que la inflación se iba a las nubes y todavía oficialmente no ha hecho nada.
Estamos ante una de las crisis más importantes que hemos tenido desde el nacimiento del euro. Crisis energética por querer ser más verdes que la marihuana, crisis con una guerra en Ucrania, que ni hacemos ni dejamos de hacer, y donde permitimos que el comunismo más oligarca y rancio haga lo que le da la gana. Crisis con China porque no tenemos una política exterior clara y definida y ahora que ha llegado la OTAN a España, la cumbre la preside un socialista inútil e incompetente que lo único que tiene es altura en centímetros y poco más.
En Europa, este primer trimestre, la economía ha caído, ha caído un 4,4 %, la inflación de media fue de un 6,1 %, la inflación ha seguido subiendo, la economía no sabemos, pero no pinta nada bien, y aquí quien lleva las riendas de Europa es el «mono piloto».
Comentarios
tracking