16 de agosto de 2022

Una mujer sostiene una bandera argentina que dice

Una mujer sostiene una bandera argentina que dice «Crisis Argentina», en Buenos Aires en 2015©GTRESONLINE

Argentina

El peso se hunde frente al 'dólar blue' en el estreno de Batakis como ministra

El relevo al frente de la cartera de Economía desata la volatilidad en el mercado de divisa argentino. Argentina sufre una crisis económica agudizada por la división interna en el Gobierno

El peso argentino amarga el estreno de Silvina Batakis como ministra de Economía. La crisis por la falta de dólares que amenaza a la segunda mayor economía sudamericana se agudizó este lunes tras una nueva caída de la moneda local frente al dólar en el mercado informal de cambio, el conocido como 'dólar blue'. La divisa estadounidense en el mercado negro se cambia a 280 pesos, su máximo histórico.
Martín Guzmán, ex titular de Economía, dimitió este domingo tras casi tres años en el cargo y una gestión marcada por la división interna en el Gobierno argentino. El economista de 39 años había recibido duras críticas por parte de la vicepresidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner. La expresidenta se ha mostrado contraria a los ajustes fiscales aplicados por Guzmán, fruto del acuerdo de refinanciación firmado con el FMI.

La bolsa cae más de un 3 %

La noticia ha desatado el pánico en los mercados. No solo la divisa ha sido víctima de la volatilidad, la incertidumbre sobre el timón de las finanzas argentinas ha hecho caer a la bolsa del país, que en sus primeros minutos de negociación se dejaba más de un 3 %.
Batakis, ex ministra de Economía en la provincia de Buenos Aires es señalada como una destacada kirchnerista. Su nombramiento refuerza a la vicepresidenta dentro del Ejecutivo que lidera Alberto Fernández, y resuelve la gran incógnita que sobrevolaba sobre la Casa Rosada. Desde el inicio de su mandato, Fernández ha sido el epicentro de una dura batalla política entre las dos alas de su gabinete.

Graves desafíos para la economía

La economía argentina se enfrenta a serios desafíos. Al problema monetario se suman los plazos de vencimiento de los compromisos acordados con el Fondo Monetario Internacional. Buenos Aires renovó en marzo una ruta de reducción de déficit y otras medidas monetarias a cambio de refinanciar la deuda que le ata al FMI por valor de 44.500 millones de dólares.
Los analistas confían en que la presidenta de la institución monetaria, Christine Lagarde, acabe otorgando un permiso de gracia al Ejecutivo argentino que le permita cumplir solo parte de las condiciones pactadas.
Comentarios
tracking