29 de septiembre de 2022

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el responsable de Economía del PP, Juan Bravo, a su llegada a una reunión.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el responsable de Economía del PP, Juan Bravo, a su llegada a una reunión.Fernando Sánchez - Europa Press

Crisis energética

Ribera dice que la reunión con el PP ha sido «muy positiva»

Ha solicitado a Bravo su ayuda para que las administraciones que están tuteladas por el PP se impliquen «a fondo» tanto en el ahorro y eficiencia de sus propios consumos

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha afirmado que el plan de contigencia de ahorro energético se encuentra en su última fase y estará preparado «enseguida».
«La verdad es que lo estamos terminando, todavía no está finalizado. Si lo tenemos preparado para la semana que viene, lo presentaremos, y si no, la siguiente, pero enseguida, porque lo que queremos es poder compartir con todos nuestro análisis, nuestras propuestas y, a partir de ahí, pues quedará mucha tarea por delante para seguir», ha afirmado en declaraciones TVE recogidas por Europa Press.
Preguntada por la reunión que mantuvo ayer con el vicesecretario de Economía del Partido Popular, Juan Bravo, para acordar un plan energético, Ribera la ha calificado de «muy positiva».
«Me parece que en un tema tan relevante como este, que además está aquí para quedarse un tiempo y que resulta fundamental para el bienestar de las personas y para el buen funcionamiento del tejido productivo, es capital conseguir los máximos consensos y que haya una una idea de conjunto compartida por todos y el señor Juan Bravo, vino, yo creo, con esa intención», ha destacado.
«Evidentemente hay muchos temas en los que es posible y es necesario trabajar juntos y hay otros donde hay diferencias, pero los dos quedamos en trabajar precisamente en aquello en lo que tenemos visiones compartidas», ha añadido.

No habrá medidas obligatorias

Asimismo, ha asegurado que el plan de contigencia de ahorro energético no contemplará medidas «obligatorias» o «coercitivas» que afecten directamente a los hogares o la industria.
«No hay medidas que impongan obligaciones a los hogares o a la industria. Sí hay medidas que faciliten el que todo el mundo pueda aportar a ese esfuerzo, porque además ese esfuerzo, en líneas generales, en muchos casos es positivo, nos permite liberar recursos», ha subrayado Ribera.
En este sentido, la ministra ha explicado que ayer ha solicitado a Bravo su ayuda para que las administraciones que están tuteladas por el PP se impliquen «a fondo» tanto en el ahorro y eficiencia de sus propios consumos como en el acompañamiento a los ciudadanos y a las pymes.
«No hay medidas obligatorias, coercitivas. Sí hay muchas medidas pensadas para facilitar ese empoderamiento de los ciudadanos, esa capacidad para canalizar ahorro, eficiencia y transformación a través de de soluciones que pasan precisamente por la modernización de nuestro sistema energético», ha afirmado Ribera, quien ha dejado claro que España no tiene ningún riesgo de desabastecimiento, frente a países de la Unión Europea con problemas.
«Respaldamos la flexibilidad que puedan necesitar los países que están en una situación más complicada, pero ese foco principal, esa atención tan importante para con estos países, no puede hacer olvidar que hay otros que, afortunadamente, estamos en mejores condiciones y entonces no puede ser que la flexibilidad de unos sea a costa de poner cortapisas en el proceso de transformación del sistema energético de quienes estamos en condiciones de avanzar para reducir ese impacto, esa fragilidad y esa volatilidad de los combustibles fósiles», ha señalado.
Sobre la petición del presidente de Francia, Emmanuel Macron, de aplicar el mecanismo de 'excepción ibérica' en su país, Ribera ha indicado que es una «reflexión interesante» y que pone de manifiesto cómo España y Portugal han diseñado un mecanismo que permite ahorrar de forma «muy importante» a la industria y a los consumidores entre un 20 % y un 30 %.
«Creo que en Francia tendría un efecto muy parecido, porque aunque tiene un mix eléctrico distinto, coincide con España y Portugal en tener un mix eléctrico con pocas emisiones de gases de efecto invernadero, por tanto, con poco gas», ha señalado Ribera, quien ha reconocido, no obstante, que la situación de Francia es un «poco complicada» en este momento, porque tiene una gran parte de su parque nuclear con problemas de funcionamiento.
«Creo que lo interesante de ese mensaje de Macron, que lo vienen repitiendo los franceses desde hace semanas, es que pone de manifiesto que el 'mecanismo ibérico' funciona, que es una buena cosa», ha resaltado.
Por último, de cara al invierno y tras los nuevos acontecimientos en Rusia, la ministra para la Transición Ecológica ha expresado su «condena feroz» a las últimas medidas de Vladimir Putin, que tienen consecuencias económicas para Europa y para el resto del mundo en cadena.
«En Europa hace tiempo que venimos incorporando la idea de que nos debemos preparar para una reducción total del suministro de gas procedente de Rusia. Tenemos que conseguir autonomía, tenemos que evitar esa dependencia que está demostrándose una gran vulnerabilidad, una gran fragilidad para el conjunto de la economía y del bienestar de los ciudadanos europeos», ha subrayado.
Comentarios
tracking