Fundado en 1910

25 de mayo de 2024

El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá.

El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá.Ricardo Rubio - Europa Press

Pensiones

Todos los cambios en pensiones para 2023 que debes conocer

Algunos de los cambios que los pensionistas experimentarán el próximo año vienen dados de la reforma de las pensiones de 2011, pero otros derivan de la reforma de Escrivá de este mismo 2022

A penas quedan dos meses para despedir el año y dar la bienvenida a 2023. Este 2022 ha sido un año marcado por la guerra en Ucrania, que ha desembocado en una gran crisis energética en toda Europa y un importante encarecimiento de prácticamente todo. La inflación ha marcado la vida de los europeos y, especialmente, la de los habitantes en países como España, con graves problemas económicos internos. Por todo ello, no son pocos los que esperan con ansias el nuevo año, con la esperanza de que traiga un poco de luz a unos momentos duros para muchos.
Uno de los sectores más atento a la llegada del nuevo ejercicio es el de los pensionistas, ya que el sistema de pensiones experimentará grandes cambios, algunos de ellos derivados de la reforma de 2011 pero otros, más novedosos, proceden de la reforma llevada acabo por el ministro Escrivá este mismo año.

Retraso de la edad de jubilación

La reforma de las pensiones de 2011 nació para retrasar la edad de jubilación y aumentar los requisitos exigibles a los ciudadanos para poder jubilarse en el contexto de una profunda crisis económica que hacía prácticamente insostenible el sistema de pensiones.
Se optó por un sistema progresivo con el que cada año aumentaría los objetivos de la reforma hasta su implantación definitiva, proyectada para 2027.
Así, en 2023, según la Ley 27/2011, de 1 de agosto, la edad de jubilación pasará a los 66 años y cuatro meses para todas aquellas personas que no lleguen a los 37 años y nueve meses cotizados, dos más que en 2022.
No obstante, si se cumple el requisito de cotización, la edad en la que una persona puede jubilarse es la misma de siempre: 65 años.

Cambios en el cálculo de las pensiones

En 2023 la Seguridad Social obligará a demostrar una cantidad determinada de años cotizados para poder acceder al 100 % de la base reguladora, o lo que es lo mismo, para obtener el 100 % de la pensión. La cifra va en aumento de forma progresiva.
El próximo año será necesario haber cotizado al menos 36 años y medio, medio año más que en el periodo de 2020 a 2022, para obtener la pensión total. Los tramos de cotización, vigentes hasta 2026, quedan de la siguiente manera:
  • Primeros 15 años cotizados: Dan derecho al 50 % de la base reguladora.
  • Cada 49 meses después de esos primeros 15 años: Dan derecho a un 0,21 % extra de la base reguladora.
  • Cada 109 meses después de esos primeros 15 años: Dan derecho a un 0,19 % extra de la base reguladora.

Aumento de la cotización por contingencias comunes

Este cambio procede ya de la reforma de Escrivá y consiste en el aumento de la cotización por contingencias comunes del 28,3 % al 28,9 % de la base de cotización. Este incremento será asumido en un 0,5 % por la aportación empresarial.

Sistema de tramos para autónomos

Otra de las novedades que la reforma de Escrivá traerá para 2023 es la reforma del sistema de cotizaciones para autónomos, que pasará a ser un sistema de tramos por ingresos reales.
Según el ministro, este cambio tiene como objetivo el de ajustar las cotizaciones de los trabajadores por cuenta propia para que reflejen su nivel de ingresos de una forma fidedigna.

Subida de las pensiones no contributivas

Por último, con los Presupuestos Generales del Estado para 2023 ha llegado una novedad más: la subida de las pensiones no contributivas al mismo nivel que las contributivas, para lo cual se tiene en cuenta el dato medio anual de inflación del mes de noviembre. El objetivo es que estas personas no pierdan su poder adquisitivo con la subida generalizada de precios.

¿Cuánto subirán las pensiones en 2023?

En 2023 las pensiones experimentarán la subida más alta de la historia, además de la más cara, ya que el Estado destinará 17.000 millones de euros únicamente a la actualización de las prestaciones en función al IPC y, de este modo, tratar de mantener el poder adquisitivo de los pensionistas ante el alza generalizada de precios.
La subida que tendrá lugar el 1 de enero será del 8,5 %, lo que hará que los jubilados cobren una media de 107 euros más al mes, unos 1.500 más en todo el próximo año, quedando su pensión media en 1.364 euros.
Aquellas personas que perciban una pensión de viudedad cobrarán unos 66 euros más al mes, y los que reciban una de orfandad unos 41 euros mensuales más.
En lo que respecta a los nuevos jubilados, los cuales ya cobra un 20 % más que las pensiones que salen del sistema, cobrarán 129 euros más al mes, lo que hará que su pensión media se sitúe en 1.647 euros.

¿Habrá 'paguilla'?

La popularmente conocida como 'paguilla' es una cuantía se se concede a los pensionistas entre los meses de enero y febrero en concepto de compensación de la diferencia que hubiera entre la subida efectuada el año anterior y el IPC medio que finalmente se registrara. Se abona para garantizar el poder adquisitivo de los 9 millones de pensionistas pero, este 2023, y hasta nuevo aviso, no habrá 'paguilla'.
La nueva fórmula que establece la subida de las pensiones, que las liga al IPC, tiene como objetivo el de corregir la necesidad de abonar esta cuantía compensatoria para mantener el nivel de vida de los pensionistas. Al realizar la subida en función de la inflación causada durante el año anterior no es necesario recalcular si el nivel de la misma coincide con el IPC efectivamente registrado.

Temas

Comentarios
tracking