Fundado en 1910

16 de julio de 2024

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, no ha conseguido mejorar el empleo a pesar de su reforma.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, no ha conseguido mejorar el empleo a pesar de su reformaEFE/ J.J. Guillén

La OCDE retrata el fracaso español con el empleo: líderes destacados en paro entre adultos y jóvenes

Mantiene el primer puesto del ranking y no tiene visos de abandonarlo

La situación del paro en España sigue siendo preocupante. Una simple comparación con la situación del empleo en los 38 países que componen la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) permite comprobar que queda mucho trabajo por hacer al próximo Gobierno.

Como puede comprobarse en el gráfico que hay bajo estas líneas, España lidera con holgura el paro entre los países de la OCDE.

La situación entre los parados menores de 25 años, el llamado paro juvenil, es igual de negativa. Debajo podemos ver cómo somos líderes entre los hombres.

El escenario mejora algo con el paro juvenil femenino, pero muy poco. En concreto, bajamos a la tercera posición. Costa Rica lidera el paro juvenil femenino con una tasa del 35,92 % por delante de Grecia (30,2 %) y España (29,7 %).

Como muestran las cifras de la OCDE, nuestro país consiguió bajar al 7,90 % de paro en mayo 2007, subió al 26,4 % en febrero de 2013, bajó de nuevo y subió otra vez hasta el 16,5 % en agosto de 2020.

La realidad hoy en España es que hay 3.261.815 personas que no trabajan y están registradas en los Servicios Públicos de Empleo (SEPE): 2.739.110 parados registrados, 210.192 inscritos como Otros no ocupados (formación) y 312.513 con disposición limitada o demanda de empleo específico.

Como señala Unión Sindical Obrera (USO), todas ellas son personas inscritas en el SEPE y que no trabajan. En estas cifras no se contabilizan los demandantes de empleo con relación laboral (fijos discontinuos), que mes tras mes no se desglosan por parte del SEPE y se incluyen entre los demandantes de empleo ocupados. A todo ello hay que añadir 11.265 trabajadores que al finalizar el mes estaban en ERTE.

El dato de paro de este mes de mayo es peor que el de mayo del año pasado: entonces el número de desempleados bajó en 99.512 personas y ahora ha descendido en 49.260 personas. Además, el número de horas trabajadas sigue sin superar el nivel precovid, algo que indica que no se está creando trabajo, sino repartiendo entre más personas. Y en cuanto a los contratos, como ha estudiado USO, en mayo se han realizado más indefinidos que personas los han suscrito: más de 44.899 personas han sido objeto de más de un contrato indefinido. «Son contratos que están implementando el pluriempleo, y tiene que ver con el incremento de la contratación a tiempo parcial, o bien, se les ha rescindido el contrato y se les ha vuelto a contratar. La rotación en el empleo ha llegado a la contratación indefinida que está dejando de ser sinónimo de tener y mantener un empleo estable», indican.

Comentarios
tracking