Fundado en 1910

21 de abril de 2024

Javier Milei, en su toma de posesión

Javier Milei, en su toma de posesiónEFE

Por qué «no hay plata»: Milei, obligado a arreglar la economía argentina en menos de un año

El nuevo presidente anunciará este martes un paquete de medidas urgentes con el objetivo de poner coto a los tres problemas más acuciantes

No hay plata». Tres palabras con las que el nuevo presidente argentino, Javier Milei, definía la grave situación económica del país en su toma de posesión, el pasado domingo. Milei avanzaba así un inminente recorte fiscal que confirmaba ayer su nuevo ministro de economía, Luis Caputo.
Milei y Caputo –quien por cierto ha sido cuestionado por algunos de los economistas más cercanos al nuevo presidente por sus reticencias a aplicar una dolarización rápida– anunciarán este martes un primer paquete de medidas económicas urgentes. El objetivo: poner coto lo más rápido posible a los tres problemas más acuciantes del país: una inflación desbocada y un grave desequilibrio fiscal en una situación de estancamiento económico.
El nuevo ministro de Economía argentino, Luis Caputo

El nuevo ministro de Economía argentino, Luis CaputoEFE

«Tras cuatro años el PIB se mantiene en niveles similares a los de 2012, la inflación alcanza el 150 % interanual y Argentina sigue excluida de los mercados internacionales de deuda», explica José Manuel Corrales, profesor de Economía de la Universidad Europea, a El Debate. Corrales no duda en calificar la herencia económica recibida por el nuevo presidente como «mortal» tras la gestión de Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa, rival de Milei en los comicios.
Corrales pone sobre la mesa algunos datos adicionales. En cuatro años las reservas netas del Banco Central argentino han pasado de ser positivas en 12.000 millones a negativas en 11.000, y el déficit se ha disparado del 0,4 al 3 % del PIB, cerrando la puerta al país a financiarse de otra manera que no sea pulsando el botón de la impresora monetaria, lo que a su vez causa más inflación. De hecho, desde 2018 el poder adquisitivo de los argentinos se ha desplomado entre un 13 y un 34 %, «dependiendo de si se trata de un salario promedio de empleo registrado o de una jubilación media», detalla Corrales.

Caputo y Milei ultiman un fuerte recorte fiscal y un ajuste no menos fuerte de la mastodóntica administración pública argentina

Entre las primeras medidas que Caputo y Milei esperan sacar adelante destaca un fuerte recorte fiscal y un ajuste no menos fuerte de la mastodóntica administración pública argentina. Otro punto será tratar de resolver el desorden monetario que vive el país, con el objetivo de dolarizar la economía a medio plazo. La situación actual, detallan argentinos que viven en el país, llega hasta el punto de desincentivar cualquier ahorro. «Para qué si mañana valdrá mucho menos», detalla una argentina.

Inventario de funcionarios

Por ahora, más allá de su plan dolarizador a medio plazo Milei y Caputo no han querido avanzar grandes detalles, si bien ayer el portavoz presidencial Manuel Adorni apuntó a que entre las medidas más urgentes habrá también un inventario del número de funcionarios en el país. «No sólo se habló del armado de un inventario general, también de un inventario del estatus de todo el personal de la administración. Se van a revisar todas y cada una de las contrataciones, en virtud de encontrar contrataciones irregulares en cada uno de los contratos vigentes en los ministerios y con las universidades», dijo ayer, al tiempo que también avanzaba «una quita de privilegios».
«La estabilización económica requerirá un plan macroeconómico delicado, enfrentando una situación compleja con brechas cambiarias y la dificultad para acumular reservas», detalla Corrales, que da un año de margen al nuevo mandatario antes de que las cosas se le pongan verdaderamente cuesta arriba. «En 2024 las obligaciones de deuda son limitadas, pero en 2025 será necesario acceder a los mercados internacionales para refinanciar vencimientos. Esto dependerá de la capacidad del nuevo gobierno para demostrar estabilidad y corregir las distorsiones acumuladas en los últimos años».
Comentarios
tracking