Fundado en 1910

27 de febrero de 2024

Personas paseando por el centro de Vitoria.

Personas paseando por el centro de Vitoria.EP

El chollo de la renta de inserción vasca: una pareja con dos hijos se lleva 1.456 euros al mes

La Renta de Garantía de Ingresos ha aumentado un 5 % este año

El Ejecutivo vasco aprobó para 2024 un 5 % de subidas de la RGI, la prestación para personas sin recursos, una de las más generosas de España y que permite que una pareja con dos hijos llegue a recibir 1.456 euros mensuales, más que el salario mínimo interprofesional que se acaba de aprobar.
Aprobada en finales de 2008, la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) es una prestación económica personas sin recursos o insuficientes para cubrir sus necesidades básicas, ya sean desempleados, trabajadores con bajos salarios, pensionistas o inmigrantes sin permiso de residencia. Además, es complementaria con otras ayudas. Se trata de una de las prestaciones autonómicas más generosas del país y que ha contribuido a aminorar los efectos de las diferentes crisis económicas en la región.
La prestación, que en 2024 subió un 5 %, varía en función de los miembros de la unidad de convivencia –residentes con relación familiar– y de su condición de pensionista. Por ejemplo, una persona adulta que viva sola recibirá 840,29 euros mientras que en el caso de un adulto que viva con cuatro menores a su cargo, la ayuda ascenderá a los 1.652,57 euros.
El número de rentas reconocidas por domicilio no está limitado, pero cuando en una vivienda residan más de una unidad de convivencia se aplicará un índice corrector a la baja con un máximo de 98,25 euros de descuento.
Esta renta es complementaria con el Ingreso Mínimo Vital (IMV), aunque las personas que tengan derecho a ambas no las reciben en su totalidad. Si la RGI no otorga beneficios necesarios para llegar a la renta mínima, el IMV aportará la diferencia.

A finales de diciembre 56.144 personas recibieron la RGI y otros 12.307 la complementaban con el IMV

Al cierre del mes de diciembre, 56.144 personas eran titulares de la RGI. En el caso del IMV, en diciembre había 24.090 titulares, de los que 12.307 complementan esta prestación con la RGI.

Impacto de la crisis

Según destaca un estudio de Funcas, el elevado grado de cobertura de la RGI, así como su notable cuantía en comparación con otras prestaciones de renta mínima autonómicas, «contribuyen a explicar el menor impacto» de las crisis en la región.
«No resulta casual, por ejemplo, que durante la recesión económica la tasa de desahucios y ejecuciones hipotecarias en el País Vasco haya sido de las más bajas. Lógicamente, esta tendencia atiende a diferentes factores y razones, pero no podría entenderse sin la existencia de la RGI», señala.

Fraudes y errores

No obstante, esta renta también ha sido objeto de polémicas por varios casos. El pasado año se conoció que un argelino que residía en la Costa Azul francesa llevaba cobrando estas ayudas desde 2014 hasta sumar 123.000 euros.
Un año antes, la Policía Nacional detuvo a un senegalés que había cobrado más de un millón de euros creando 62 identidades falsas, todas con derecho a RGI. El pasado mes de diciembre, un matrimonio fue acusado de percibir prestaciones por valor de 97.000 euros por un falso empadronamiento.
En 2022, también, se descubrió el abono erróneo de 30,7 millones de euros del RGI por la falta de control en la inspección del Lanbide, el servicio vasco de empleo.
Comentarios
tracking