06 de diciembre de 2022

Un agente de la Guardia Civil cachea a un joven con un detector de metales en la estación de metro de Arganda del Rey.

Un agente de la Guardia Civil cachea a un joven con un detector de metales en la estación de metro de Arganda del ReyEP

Educación

Las bandas llegan a las aulas madrileñas: un tercio de los profesores tienen un pandillero en clase

En los últimos años, la Policía ha observado un incremento de actividad por parte de las bandas juveniles en la Comunidad de Madrid. Pero este fenómeno se ha trasladado a los colegios, donde padres y profesores están cada vez más preocupados y piden medidas para hacer frente al problema.
El Centro de Ayuda Cristiano, iglesia evangélica situada en Madrid conformada principalmente por feligreses de origen latino, acaba de publicar el tercer Observatorio de Bandas Latinas en la Comunidad en el que aborda diversos aspectos relacionados con este fenómeno, así como analiza las sentencias judiciales a pandilleros y los resultados de la encuesta encargada a GAD3 realizada a centros públicos, concertados y privados.
Esta encuesta ha revelado que un tercio de los padres de adolescentes y profesores considera que las bandas juveniles son la principal amenaza a la que se enfrentan los alumnos en sus centros escolares y barrios, muy por encima de la venga de droga, los locales de juego o el vandalismo.
Además, otro tercio de los profesores asegura tener a algún miembro de estos grupos en sus aulas, principalmente de Trinitarios y Dominican Don’t Play (DDP).
Aunque esta institución habla de bandas latinas, lo cierto es que el 70 % de los chavales que tienen vinculación es español, en muchos casos sin orígenes familiares extranjeros. Las autoridades también han notado un aumento de marroquíes y rumanos entre estos grupos.
Los profesores tienden a buscar más información sobre el asunto que los padres, pero creen que deben ser los progenitores y la Policía los encargados de apoyar a los jóvenes a la hora de conocer la problemática o solucionar problemas con las bandas.
Por otro lado, el 80 % de los profesores encuestados afirma que sus alumnos o alguien de su entorno ha tenido contactos con bandas latinas, y uno de cada tres ha recibido petición de ayuda por parte de adolescentes sobre el tema. Destaca que un 25 % de los profesores no sabría a quién acudir en caso de que sus alumnos tuvieran problemas de bandas, aparte de la Policía.

Factores de riesgo en los centros educativos

  • Dificultades de adaptación al contexto escolar.
  • Bajo rendimiento/fracaso escolar.
  • Baja expectativa de finalización de los estudios.
  • Dificultades para asumir la autoridad desobedeciendo con una actitud provocadora, oposicionista y desafiante.
  • Falta de interés por la actividad formativa.
  • Absentismo frecuente.
  • No realizar actividades de ocio personalmente productivas.
  • Baja autoestima.
  • Búsqueda de identidad, afecto, sentimiento de pertenencia, respecto, status.
  • Necesidad de protección.
  • Necesidad de aceptación: huida de la soledad, humillación de ser ignorado.
  • Sentimiento de incomprensión.
  • Falta de habilidades sociales, de relación y comunicación.
  • Actitudes agresivas.
  • Consumo de sustancias tóxicas de forma habitual.

2.500 pandilleros

La Delegación de Gobierno de la Comunidad de Madrid inició un Plan Antibandas que hasta agosto ha llevado a la detención de 772 personas y la incautación de 485 armas. Esto ha provocado una situación de «contracción», pero se tema un rebrote este otoño con la consolidación d nuevos liderazgos.
El Centro de Ayuda Cristiano cree que en España hay unos 2.500 jóvenes pertenecientes a bandas juveniles violentas, incluyendo a personas que simpatizan y se mueven en esos ambientes, cifra que se mantiene estable y no disminuye.

Inversión en criptomonedas

Las Fuerzas de Seguridad del Estado han intervenido utensilios para la falsificación de moneda, como impresoras, papel y billetes falsos en la Operación Bacano por la Guardia Civil relacionada con el asesinato de un pandillero en Usera en febrero.
Desde el punto de visto económico, en el anterior Observatorio del Centro de Ayuda Cristiano ya avanzó que estas eran las encargadas del trapicheo de droga en numerosos centros de ocio nocturno, dinero que utilizan para la adquisición de armas, estupefacientes o en ayudas a miembros inmersos en procesos judiciales o en prisión. «Este dinero también se vehicula actualmente en criptomoneda, diversificando así su entramado financiero», señalan.
La detención de 19 jóvenes de los DDP en julio confirma que también las bandas utilizan a hackers para realizar fraudes informáticos.
Comentarios
tracking