28 de octubre de 2021

Aitor Esteban este miércoles en el Congreso.

Aitor Esteban este miércoles en el CongresoEFE

El Gobierno lo suavizará

El PNV tuerce el brazo a Sánchez con el decreto de las eléctricas aprovechando su debilidad

Ha bastado con que Aitor Esteban enseñara los dientes al presidente en el Congreso el día en que los Presupuestos llegaban a la Cámara para que el socialista se lo haya pensado dos veces

La diferencia entre los dos socios preferentes del Gobierno es que Esquerra primero dispara y luego apunta; mientras que el PNV primero apunta y después dispara. Y pocas veces falla.
De ahí que este miércoles el suelo se abriera a los pies de Pedro Sánchez cuando el portavoz de los nacionalistas vascos en el Congreso le amenazó desde el hemiciclo: «Está en juego el futuro de la economía y de su propio Gobierno», le espetó Aitor Esteban durante la sesión de control.
Tal puntería tiene el partido de Andoni Ortuzar que eligió, precisamente, el día en que la ministra de Hacienda llevaba a la Cámara Baja el famoso libro amarillo de los Presupuestos Generales de 2022, una liturgia con la que se inicia su tramitación parlamentaria. 
Y para la aprobación de las cuentas públicas el Gobierno necesita sí o sí los seis escaños de los nacionalistas vascos. Toda vez que la vía Ciudadanos quedó enterrada tras la intentona frustrada del año pasado. De manera que una y otra negociación de Sánchez con el PNV han quedado intrínsicamente unidas.
La convalidación –este jueves– del real decreto ley que recorta los beneficios a las eléctricas por valor de 2.600 millones de euros ha conseguido que el PNV enseñe los dientes a Sánchez como no lo había hecho antes en lo que va de legislatura.
Los de Ortuzar siempre han sido más de guante de seda que de puño de acero porque les ha ido muy bien así con éste o cualquier otro gobierno. Pedid y se os dará. Pero esta vez es distinto. Esta vez va de otra cosa.
Iberdrola y la poderosa industria vasca están utilizando al PNV como ariete contra el decretazo. Y al PNV no le queda más remedio que dejarse porque es un partido prisionero de sus prácticas lobistas. En el pecado lleva la penitencia.
Coincidiendo con la amenaza de Esteban a Sánchez, la patronal vasca envió este miércoles una carta a la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, advirtiendo del impacto «muy negativo» para la «competitividad y viabilidad» de la industria vasca.

Por tierra, mar y aire

La presión fue por tierra, mar y aire. A la del grupo parlamentario del PNV en el Congreso, Iberdrola, y la patronal vasca se unió la del propio Gobierno de Íñigo Urkullu. La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, pidió a Sánchez que se deje de experimentos y elimine todas las tasas e impuestos del recibo de la luz, lo que según sus cálculos abaratará la factura un 40 %.
Como si el Ejecutivo no hubiera sacado ya la baza fiscal. Cabe recordar que actualmente el IVA del recibo está rebajado del 21 al 10 %, el impuesto a la generación eléctrica suspendido (es del 7 % en condiciones normales) y el impuesto especial sobre la electricidad reducido del 5 al 0,5 %.

El plan del Gobierno

Con todo, ¿a qué se refería el presidente cuando respondió al portavoz del PNV que está dispuesto a «aclarar y precisar» lo que haga falta del real decreto? O sobre todo, ¿cómo hacerlo sin desairar a Unidas Podemos?
Que el Gobierno lo retire in extremis del orden del día del Pleno de este jueves es impensable, puesto que cualquier real decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros debe ser convalidado en el plazo de 30 días -si no, decae-, y se cumplen este 14 de octubre.
Sánchez y su ministra Ribera están pensando más bien en hacer una nota aclaratoria a la aplicación del decretazo para rebajarlo. Sobre todo en lo que se refiere a los contratos bilaterales de las renovables ante el caos creado.

Hace unas semanas Transición Ecológica hizo una primera nota aclaratoria al decreto que luego retiró

En realidad hace varias semanas el Ministerio de Transición Ecológica hizo un primer texto de aclaración, pero posteriormente éste fue retirado y se espera que en breve el departamento de Ribera lo sustituya por otro. Ahora bien, se desconoce cómo será trasladada esa nota aclaratoria al BOE.
En paralelo es de prever que, tras su convalidación, el real decreto ley sea posteriormente tramitado como proyecto de ley, de forma que los grupos parlamentarios puedan introducir enmiendas y cambiarlo. 
Votarán a favor, al menos, ERC, Bildu, Compromís, Más País, la CUP, el BNG y Nueva Canarias. Lo que añadidos a los 155 escaños del Gobierno suman 180, por encima de la mayoría absoluta y por tanto suficientes.